Resumen viajero de 2019

Un año más de viajes, emociones y recuerdos. Un año más de felicidad vivida con mi familia por el mundo. 2019 ha sido un gran año viajero. He disfrutado mucho de experiencias increíbles. Me emociona hacer un repaso cada año y darme cuenta del montón de experiencias bonitas que hemos vivido. Somos unos afortunados. Gracias 2019. Y como ya es tradición,  aquí van las 10 experiencias que más me han gustado y que te recomiendo vivir.

MARZO. BARRANCAS DE BURUJON, TOLEDO. Enero y febrero fueron meses tranquilos de estar en casa y organizar viajes. Y en marzo hicimos nuestra primera escapada de 24 horas, esta vez solos mi marido y yo. Una escapada cercana a un sitio que llevaba años queriendo visitar en Toledo: las Barrancas de Burujón. Un lugar con mucho encanto que os recomiendo visitar si no lo conocéis. Los acantilados al atardecer son un espectáculo.

ABRIL. SAFARI EN ÁFRICA. Pero sin duda el VIAJE con mayúsculas de este año llegaría en Abril. Era un sueño por cumplir, uno de esos viajes que uno piensa y desea pero no sabe si algún día lo hará. No imagináis la emoción y el nerviosismo con el que esperé este viaje. Durante meses no quería hacerme ilusiones por si cuando llegara la fecha ocurría algo que me hacía cancelar el sueño. La noche antes no pude dormir de la emoción: ¿De verdad iba a coger el avión a Africa con mis hijos?

El viaje fue tan maravilloso como esperaba, o más. Vivir la experiencia de un safari en familia es un algo único. Ver amanacer en la sabana con el cielo limpio oyendo a los  animales y encontrándotelos por el camino es una emoción máxima.  La naturaleza de verdad, tal cual, con sus reglas y sus leyes, donde el fuerte se come al débil… recorrer la sabana africana en todoterreno da otra visión del mundo. Ver como se relacionan las jirafas con sus crías, cómo beben a escasos metros tuyos una manada de búfalos… Es complicado sorprender a los niños de hoy, estamos de acuerdo. Pero este viaje les dejará boquiabiertos. No lo olvidarán. Ni ellos ni nosotros.

MAYO. MARJAL RESORTS. Este resort ha sido uno de mis grandes descubrimientos del año. Me escribieron para invitarme y como no lo conocía fui sin expectativas previas. Pero al llegar allí: guau. Qué piscinas, qué bonito todo, qué buen ambiente… es un sitio ideal para familias y lo mejor, a precios razonables.

JUNIO. PLAYA HOTELES. Esta cadena de hoteles está especializada en familias y todos sus hoteles tienen acuapark. Son un auténtico paraíso para familias: diversión para los niños y descanso para los padres. Es un hotel diseñados para que no tengas que preocuparte por nada, donde los niños tendrán todo lo necesario para ser felices… pero tú también. Pasamos unos días estupendos y la verdad es un hotel que recomiendo y al que volvería sin dudar. Ya estoy fichando otros resorts de la cadena para próximos viajes.

JULIO. FRIGILIANA. A los pies de un Parque Natural y a escasos kilómetros del Mediterráneo se levanta Frigiliana, el único pueblo de la provincia de Málaga incluido entre los más bellos de España. Fue un día precioso de verano y sin duda merece mucho la pena visitar Frigiliana.

AGOSTO. BRETAÑA. El viaje de verano de este año fue una sorpresa constante. Bretaña nos enamoró. Es naturaleza y historia, una región de contrastes, tierra de corsarios, lagos y bosques. Disfruté tanto de ciudades medievales que te hacen vivir despacio y disfrutar de esa sensación de «bienestar» que a veces no es fácil de conseguir. La región gala más occidental fue un plan perfecto de desconexión y relax, combinado con visitas a lugares preciosos. Y sin duda el gran plan de este verano fueron los dos días en Puy Du Fou.

PUY DU FOU. Os lo he contado tantas veces que no quiero ser pesada pero de verdad tenía que estar en mi resumen porque creo que este ha sido mi gran plan de este año. Puy Du Fou es soberbio, incomparable. Uno de esos planes en familia que recordarás siempre.

 

OCTUBRE. ANNECY. Tantos años soñando con visitar este maravilloso rincón de Francia. Y al pisarlo descubrí que es tan bonito como imaginaba. Fue una escapada de dos romántica y inolvidable y descubrí que la zona tiene muchas posibilidades para recorrerla con los niños.

NOVIEMBRE. CASA RURAL PORTÓN SEGOVIANO. Un fin de semana de desconexión en una casa rural maravillosa. Qué bien sienta parar y dedicarse un  par de días a no hacer nada. A descansar, comer rico y jugar frente a la chimenea de estas preciosas casitas. Estas preciosas casas de Segovia, el Portón Segoviano, son un acierto para relajarse y disfrutar de la zona.

NOVIEMBRE. LONDRES. Londres con mi hija mayor. El puente de noviembre disfrutamos juntas de un «plan de chicas» en esta ciudad. Y fue tan especial. En pocos lugares encontraremos una ciudad con una personalidad tan marcada y una oferta tan amplia y variada de museos, cultura, espectáculos, monumentos… fueron dos días de no parar y reírnos mucho juntas.

DICIEMBRE. ESQUIAR. Terminamos el año disfrutando de nuestro deporte preferido en familia: el esquí. La sensación de libertad y velocidad cuando bajas la primera pista de la temporada y piensas: «Cómo me gusta esto». Hacer deporte en familia es un plan precioso que espero poder mantener muchos años con ellos.

Gracias 2019 por tantas experiencias bonitas. Por tantos buenos momentos en familia. Creo firmemente que viajar es la mejor inversión de mi vida. Cada día tengo más claro que el mejor regalo que les puedo hacer no son cosas sino momentos. Y mi apuesta y mi inversión de vida es esta. Menos regalos, menos «tener» y más ser y vivir.

2020 te espero con ilusión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *