Sandwiches para viajar con niños

Cuando salimos de excursión suelo llevarme una cesta con comida. Soy muy fan de hacer picnics y mis opciones son siempre elaboraciones sencillas: me gustan mucho las ensaladas de legumbres, pero también el sándwich saludable. Me parecen una opción muy cómoda que se puede comer en cualquier parte, a los pequeños de casa les encantan y encima me ayudan a prepararlos.

Uno de mis consejos cuando viajo con los niños es llevar en la mochila algo de comida y estos sándwiches son una gran opción. Al contrario de lo que muchos piensan, los sándwiches pueden ser un plato muy completo y equilibrado si pones los ingredientes adecuados. Utilizo el pan de molde Bimbo 0% porque tiene bajo contenido en grasa, no tiene azúcares añadidos y está hecho con aceite de girasol. En casa apostamos desde hace años por esta marca para hacer nuestros sándwiches.

Intento variar las recetas para que prueben sabores distintos y no se cansen. Aquí van tres elaboraciones que en mi casa triunfan…

  1. Salmón ahumado y queso de untar con rúcula. 

¡Qué rico y sabroso! Primero unto dos rebanadas de mi pan Bimbo 0% favorito con una ligera crema de queso de untar.  Me gusta mezclar queso crema bajo en grasa con eneldo fresco (también puedes comprarlo ya en el súper al toque de finas hierbas), y añado una lonchita de salmón ahumado que es rico en proteínas, necesarias para el crecimiento y desarrollo de huesos en los niños. Para darle un toque verde, añado unas hojitas de rúcula y, ¡a disfrutar de un sándwich delicioso y completo!

  1. Pollo asado con mostaza. 

La pechuga de pollo es siempre una opción que gusta mucho a los más pequeños. Y si encima es un alimento con bajo contenido en grasa y fuente de potasio, que contribuye a la función muscular, qué mejor que combinarlo con mostaza para darle un toque original y sabroso a nuestro sándwich. Si te sobra algo de tiempo y te gusta cocinar, prepara una mostaza casera, que siempre dará un sabor aún más especial a tus platos.

  1. Mozzarella, pera y jamón cocido. 

¡Esto sí que es la combinación perfecta! Si a veces resulta complicado que los más pequeños coman fruta, de esta forma será imposible que nos digan que no. Prueba a combinar la frescura y suavidad de la mozzarella y un clásico como el jamón cocido con el toque dulce y refrescante de unos trocitos de pera recién cortada. ¡Pruébalo y ya verás cómo no podrán dejar de comerlo!

Con estos sándwiches saludables es imposible no acertar. Lo mejor de todo es que no tardo nada de tiempo en prepararlos, y son muy prácticos para llevarlos en la mochila.

Así de fácil es viajar con niños cuando se tiene claro qué prepararles para comer. Todo empieza por acertar con el pan adecuado, así, con el pan de molde Bimbo 0%, estoy segura de no descuidar la alimentación de los reyes de la casa.

Y es que las madres viajeras de hoy en día, como yo, necesitamos ideas para preparar sándwiches irresistibles para los más pequeños. Ahora puedo confiar en que mis hijos comen sano, variado y equilibrado tanto en casa como cuando nos vamos de excursión.

Os dejo con  un pequeño video resumen de las recetas! Gracias por estar siempre ahí

9 comentarios en “Sandwiches para viajar con niños

  1. Por favor, no nos volvamos locos, es evidente que lo casero es mejor, pero también es cierto que el ritmo de vida no da para más, y el pan de molde se ha tomado de toda la vida, y por supuesto que tendrá ingredientes poco sanos, pero ahí estamos las madres responsables para saber que no debemos dárselo cada día. A ver si vamos a ser todas más papistas que el papa!!
    El pan de molde es un ”fondo de despensa” y si esta opción es relativamente más sana pues bienvenida sea, además esto no deja de ser un trabajo para Joana, si no os gusta el pan de molde no lo compréis y listo!

    1. Tomado de forma puntual no pasa nada, toda la vida se han tomado muchas cosas y no por eso va a ser mejor, simplemente porque sea algo de “toda la vida” como las galletas en el desayuno a diario o el cola cao.. al final es un cúmulo de decisiones, si no compro pan bimbo, y no compro galletas.. en casa no se consume.. que es imposible comer al 100% sano? por supuesto, pero que si intentamos optar por otros alimentos, es en beneficio de nuestros hijos, y de nosotros mismos!. Ponerse a hacer pan no apetece, y lo se, doy fe, pero mirar la etiqueta de vez en cuando, no es nada malo.

      1. Hola Miriam! Estoy de acuerdo también contigo. Yo he dejado de comprar muchos alimentos porque así no hay tentación de consumirlos. El Cola Cao ya no entra en casa (compro cacao puro) y galletas intento hacer caseras. Pero la verdad… a veces compro galletas hechas (de avena eso sí) porque el ritmo que llevo no me permite tener siempre cosas caseras hechas por mi. Te prometo que me encantaría! He hecho muchos cambios en la alimentación en casa y estoy orgullosa de los progresos pero todavía me queda mucho camino… y tienes razón, leer las etiquetas es importante. Gracias por tu opinión! Muaaaa

    2. Muchísimas gracias Natalia por tu opinión y tu cariño. Has expresado perfectamente mi opinión. Yo intento que mis hijos coman sano y no les doy pan de molde a diario, pero como tú has dicho “es un fondo de despensa” y para ciertas ocasiones sí lo utilizo y más para planes y excursiones, porque un sandwich es muy socorrido y yo soy de improvisar muchos los findes. Intento hacer colaboraciones que encajen con lo que consumo y yo sí uso pan bimbo. Siempre busco ideas sanas para ponerle a los niños dentro y por eso he escrito el post. Un beso fuerte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *