Selva Negra. 7 razones para ir

Elegí la zona de la Selva Negra en Alemania porque varias lectoras me escribieron aconsejándomela. «Te vas a enamorar» me decían. Así que después de varios mails y mensajes decidí que si todas coincidían sería por algo. Tenían razón. Esta zona de Alemania me ha enamorado y sin duda ha superado todas mis expectativas. Os cuento mis razones.

Naturaleza impresionante. Montañas verdes, cielo azul y lagos cristalinos. Toboganes de montaña. Parques en el bosque. La naturaleza es el mejor parque de juegos y jugar allí es para mi la mejor forma de desconectar en familia. Ser felices con las cosas más simples.

Pueblos de cuento. La belleza de algunos de sus pueblos me ha atrapado. Es como caminar por un cuento de hadas y los niños estaban emocionados. De hecho aquí nacieron los cuentos de los hermanos Grimm: Hänsel y Gretel, Pulgarcito, Blancanieves…

Visitar por ejemplo Triberg y conocer el reloj de cuco más grande del mundo fue para ellos algo muy divertido. El turismo en esta zona no es sólo caminar y ver calles, es descubrir lugares únicos, imaginar cuentos y disfrutar con las mil cosas que hay que hacer allí.

Planes divertidos para niños en todas partes. Creo que el éxito de un viaje con los niños es alternar turismo con cosas divertidas para ellos. Y en esto la Selva Negra es top. Hay diversión y zonas de juegos para niños en todas partes.

Todos los restaurantes y lugares turísticos tienen algo para que los niños se diviertan. Una tirolina, un parque de juegos, cafeterías con ludoteca y libros… en la montaña, medio de la nada, te encuentras una zona con toboganes y cuerdas para que escalen. La emoción de los pequeños no decae en todo el día.

Una sociedad muy avanzada.  La calidad de vida alemana me ha impresionado. No conozco otras zonas y no puedo generalizar, pero en la Selva Negra se vive muy bien. He descubierto una sociedad avanzada y muy bien pensada, que vive con una paz infinita pero con todos los adelantos y comodidades. La gente es amable, sonriente y sobre todo super cívica. La vida de pueblo aquí es otro nivel.

Niños felices. Cuando en el viaje de vuelta les pregunté a mis hijos «qué era lo que más les había gustado» su respuesta fue «todo». Es el primer viaje en el que no saben elegir. Los 10 días que hemos pasado allí han sido un no parar de planes divertidos en familia. Nos hemos montado en tobogán de montaña, nos hemos bañado en piscinas con toboganes gigantes, en lagos cristalinos, hemos dado de comer a animales, nos hemos lanzado en tirolinas gigantes, conducido un barco en un lago, hemos subido a castillos, cruzado bosques, montado en teleférico… cada día era una nueva aventura y todas divertidas y emocionantes.

Europa Park. Tener a pocos kilómetros de casa el Parque de Atracciones más grande de Europa era una tentación para unos locos de la adrenalina como son mis hijos. Europa Park es impresionante. Sus montañas rusas son de vértigo, sus atracciones de agua, sus espectáculos maravillosos… y sobre todo que en todo el parque hay atracciones para niños pequeños por lo que Bárbara también disfrutó muchísimo. Es un parque pensado para niños de todas las edades.

Precios moderados. Otra de las cosas que más me ha sorprendido es que los precios son como España, no más altos. Yo esperaba todo un 30% más caro pero no. Los restaurantes, alojamientos y la compra del supermercado tenía exactamente el mismo precio que en España lo que ayuda mucho a la hora de consumir allí sin remordimientos. Dormíamos los 5 en casas maravillosas por unos 120-130 euros la noche.

Y la mezcla de todo consigue unos días preciosos y felices en familia. Viajar me hace feliz, lo sabéis todos. Estamos más unidos que nunca y en zonas como esta es muy fácil que todo salga bien. He vuelto con una sonrisa en la cara y la sensación de que ha sido un viaje inolvidable.

Querida Selva Negra gracias por tanto. Por contagiarme la felicidad de las pequeñas cosas que es la que mejor sienta en vacaciones. Acogedora, amable y trepidante. No me despido de ti porque sé que volveré.

14 comentarios en “Selva Negra. 7 razones para ir

  1. Compartir es de guapas!!!
    Nosotros este año hemos recorrido Irlanda y tenemos en mente la selva negra para el próximo viaje, es fenomenal que haya tantos planes para hacer con niños.

  2. Deseando nos des más detalles.
    Yo estuve en la Selva Negra , pero viaje de adultos y me encantó, muchas ganas de volver pero esta vez con niños gracias a ti
    Muchísimas gracias por compartir con nosotros vuestra experiencia

  3. Coincido totalmente contigo! Hace 5 años visitamos esa zona y nos enamoró tanto el enfoque que tienen para el turismo familiar, que desde entonces no hemos dejado de recorrer cada verano algún rincón del sur de Alemania o Austria, donde la filosofía turística es idéntica a la de Schwarzwald. Si me permites, te aconsejo la región de Allgäu para disfrutar con los peques en futuras vacaciones, seguro que también te sorprende gratamente 😉

    1. Gracias!! Me encantan vuestras recomendaciones porque siempre me dais grandes ideas, a Selva Negra fui gracias a varias lectoras así que me apuneto esa región que no la conozco, un beso

  4. Muchas gracias por el post. Deseando conocer todos los detalles para poder empezar a planificar lo que creo que serán nuestras próximas vacaciones. Me han enamorado tus fotos día a día

  5. Esperamos con ansias tu próxima publicación!!! El tema del idioma siempre nos ha echado para atrás Alemania como destino….como lo hacéis?? El inglés es fundamental entiendo .???besosss!!

  6. Mil gracias! De nuevo voy a robar una idea de viaje de tu blog! Justo lo que describes es lo que yo busco: encontrar maneras de disfrutar de cosas sencillas y auténticas. Un beso!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *