Selva Negra con niños. Consejos y ruta

La Selva Negra es un destino único. Este paraíso verde destaca por su vida slow, sus bosques infinitos, lagos cristalinos y su amor por la vida sana. Lo tiene todo para que puedas respirar aire puro y disfrutar con tus hijos divirtiéndote en cada uno de sus planazos. Allí los niños no solo son bienvenidos, son el centro de todo. Para mi el resumen de lo que transmite estar allí es una sensación contagiosa: la de una sociedad feliz. Hoy os cuento cómo organicé el viaje y la ruta.

CÓMO LLEGAR: Volamos al aeropuerto de Frankfurt que se encuentra a una hora y 40 minutos de la zona de Baden Baden, nuestra primera casa. Distribuimos nuestro viaje en dos partes para tener dos centros de operaciones distintos, uno más al norte, cerca de Baden Baden y otro al sur, más cerca de Friburgo. Alquilamos un coche para movernos allí con Sixt, como os conté en este POST.

Hay otros aeropuertos cercanos: Basilea y Stuttgart.

RUTA: 

PRIMER DÍA. El primer día arrancamos a lo grande con una actividad que sabíamos que a nuestros hijos les iba a encantar: Rodelbahn de Mehliskopf. Es un tobogán de montaña que se encuentra en un centro de deportes en plena naturaleza del que ya os hablé el otro día. Dispone de una bajada de poco más de 1 Km y se alcanza una velocidad máxima de 40 Km/h. Ya lo probamos en Austria y nos encantó así que teníamos claro que queríamos repetir. La diversión está asegurada, los niños se lo pasaron bomba bajando a toda velocidad por la colina de la montaña.  Es uno de los grandes planes de la Selva Negra y no te puedes ir de allí sin probarlo.

Después en el mismo sitio había un centro de tirolinas. La más largas de Alemania, así que improvisamos y decididimos probar. Los dos mayores se lanzaron de árbol en árbol con su padre mientras yo jugaba en el parque que tienen allí habilitado para niños más pequeños. Esto es lo mejor de Alemania. Lo tienen todo pensado. Se anticipan a tus necesidades.

Si tú vas a ese parque con varios niños y uno es pequeño y no se puede montar, no pasa nada: ellos te ponen una zona de juegos tan alucinante que el tiempo de espera se convierte en tiempo de juegos.

El día se nubló y decidimos ir a comer al que nos habían dicho es uno de los pueblos más bonitos de la zona: Sasbachwalden. No nos decepcionó. Creerás que estás dentro de un cuento. Con sus casitas de madera, sus preciosas calles adoquinadas, sus campos de viñedos y su campanarios y molinos, no te pierdas este pueblo que invita a pararse a hacerse fotos en cada rincón.

A 10 minutos teníamos un lugar idílico el Lago Mulmusee así que por la tarde nos acercamos allí a dar un paseo y probar la rica tarta Selva Negra. Mulmusee es un lugar turístico de eso no hay duda, tienes que sortear turistas para hacerte la foto pero aún así, resulta mágico.

El baño no está permitido en el Lago pero si los paseos en barca y en patines, una de las actividades más apreciadas por los visitantes. Es maravilloso ver atardecer allí. No te lo pierdas.

SEGUNDO DIA. A mi marido le encantan los castillos así que vio una foto de este y me dijo: quiero ir. Cuando yo miré la distancia desde nuestra casa intenté convencerle de no hacerlo pero… no hubo forma. El Castillo estaba a dos horas de nuestra casa así que ese día fue un poco una paliza. Hohenzollern es uno de los castillos más famosos de Alemania.

Situado a 50 kilómetros de Stuttgart, está vinculado a la dinastía Hohenzollern, que gobernó Prusia y Brandemburgo hasta el siglo XX. Destaca su estampa magnífica sobre el monte Hohenzollern, a 855 metros. El castillo actual es una concienzuda recreación del original, cuyos orígenes datan del siglo XI, que se llevó a cabo entre 1846 y 1867 en estilo neogótico.

Lo que más me gustó de ese día es que comimos muy cerca en una zona de restaurantes que tiene granja para los niños. En Alemania esto es algo común. Restaurantes que tienen zonas de juego espectaculares o zonas con granjas. Sin buscar mucho te encuentras lugares así.

TERCER DÍA. El tercer día ha sido otro de los más completos de nuestro viaje. De camino al sur pasamos la mañana en Gengebach. Qué puedo deciros: me enamoré del pueblo, supongo que como le pasa a todo el mundo. He conocido pocos lugares tan estéticos. Su ayuntamiento es el calendario de adviento más grande del mundo, en su fachada hay 24 ventanas que se van abriendo a medida que se acerca la Navidad. Y todas sus calles son

Por la tarde visitamos Triberg, el pueblo de los cucos. No podéis imaginar la ilusión que le hacía a mis hijos. Cucu! Allí encontramos la casa de relojes más importante de Alemania, con más de 1000 relojes y el que dicen que es el reloj de Cuco más grande del mundo. Es un lugar muy turístico pero divertido y con mucho encanto. Si vais con niños, merece la pena ir.

Y ya de regreso a casa paramos en el Tobogán de Gutach. Nos pillaba de camino y no pudimos resistirnos. Es tan divertido lanzarse a toda velocidad colina abajo!

CUARTO DÍA. UN LAGO PARADISÍACO. Queríamos tomarnos el día de relax, un día de esos de no hacer nada, de jugar con los niños y disfrutar sin tener que ver nada. De bañarnos, reirnos, tomar helados y volver a bañarnos. Así que buscamos un lago cerca de casa en una guía de allí. Encontramos la dirección de un lago y pusimos rumbo a él. Pero la casualidad quiso que antes de llegar vieramos una señal de “lago” y mi marido dijera: vamos a parar, total nos da igual uno que otro. Y de pronto, nos encontramos con esto. WaldMattensee Lahr.

Agua azul en la orilla de una zona arbolada. Que nos os engañen las fotos, estaba lleno de gente y casi no tiene arena. Pero para unas horas es un lugar maravilloso. Por la tarde siguiendo con nuestro plan de relax nos fuimos a las piscinas municipales del pueblo en el que estábamos y allí todo es de primer nivel: tenían toboganes y trampolines. Por estar alojados en el pueblo teníamos entrada gratis.

QUINTO DÍA. FRIBURGO. La capital de la Selva Negra es una ciudad en la que todo el mundo parece vivir a gusto.  Tiene un precioso casco antiguo que nosotros vimos poco porque llovió. Pero que aún así, me encantó. Este día aprovechamos mucho la Schwarzwald Card. Montamos en el Teleférico de Friburgo que tiene unas vistas impresionantes. Caminamos allí arriba por la zona de montaña. Y luego recorrimos la ciudad, hasta que se puso a llover.

No te pierdas sus dos ayuntamientos, sus terrazas y calles adoquinadas llenas de canales. Tiene un ambiente universitario vibrante pero a la vez es una ciudad cómoda y familiar.

CONSEJOS.

PRECIOS. Alemania no es un país caro. Los precios medios son como en España lo que quiere decir que te puedes permitir caprichos, restaurantes y muchos planes. La cesta de la compra en los supermercados es como aquí y comer también. Yo esperaba un país mucho más caro y me sorprendió muy gratamente.

ALOJAMIENTOS. Los alojamientos en la zona son idílicos. Casas en medio de la montaña por unos 100-150 euros la noche. Ampliaré información de este tema porque merece post aparte.

PLANES. En este post te conté cuáles son para mi los imprescindibles.

Otro día seguiré contando la segunda parte de este gran viaje!

 

 

15 comentarios en “Selva Negra con niños. Consejos y ruta

  1. Eres una crack!!! Q gusto leerte y como nos contagias con tus preciosas palabras…Me ha encantado y me ayuda mucho para mi planning. Y como no, ansiosa de nuevo por leer el siguiente Post.

    Gracias por hacernos soñar con la Selva Negra 🌲🌳🌾🍀🍃🍂🍁

  2. Hola! Muchas gracias por tus consejos y toda la información que aportas :). Este verano estuvimos en Austria (ruta desde Salzburgo a Innsbruck, absolutamente increíble y recomendable) y nos plantemos Selva Negra para el próximo verano, pero… ¿no nos sabrá a poco Selva Negra después de haber estado en Austria? Somos muy montañeros y no sé si nos decepcionaría esta zona de Alemania al tener tan reciente el viaje a los Alpes. Puesto que habéis hecho ambos, ¿qué opinas?
    Muchas gracias!!

    1. Si te sirve de algo mi opinión yo estuve primero en selva negra y después en Austría y he de decir que me impresionó mucho mas Austria sobretodo por el paisaje, mucho mas impresionante en Austria. Has estado en Suiza? Si te gusta la montaña Suiza seguro te gustará, aunque Selva Negra también es muy bonito no te creas…

  3. hola, este verano estábamos pensando hacer selva negra junto con playmobil y legoland, que mis hijos son muy fans. Quería preguntarte por los alojamientos, cómo lo hicisteis vosotros? He visto que teníais dos puntos, que me parece guay, pero eran hoteles, casas..??? gracias por contar tus aventuras, aquí otra familia numerosa con un tercero prematuro, muy viajeros y con ganas de conocer el mundo con nuestros hijos

  4. Hola!
    He leído con interés tu post, ya que estoy pensando en la Selva Negra como destino de este verano. Me ha encantado tu ruta… pero no encuentro un segundo post con la segunda parte del viaje. ¿No la has publicado o tal vez yo no la encuentro?
    Te agradecería si me indicarás si la has publicado
    Muchas gracias

      1. Hola! Yo también estoy pensando en ir este verano y estoy esperando la segunda parte jeje. Muchas gracias por compartir tus experiencias.

  5. Hola!! Me encanta leerte, gracias!!
    Hemos pensado en viajar este verano a la selva negra con nuestro niño de 2 años, pero tenemos incertidumbre de si será mucha paliza para él, si disfrutará… Aconsejame por favor!! Tu viaje fue todo organizado por ti? Ibais por libre?
    Gracias de antemano

    1. Hola Sara! Si, yo voy siempre por libre, rara vez contrato agencia, es más barato y organizo todo a mi medida con posibilidad de decidir un pcoo sobre la marcha, no me gusta llevar las cosas super atadas… tu niño de 2 años puede disfrutar mucho, justo Alemania es un país super preparado para los niños pequeños y hay de todo para ellos. Si os apetece viajar con él, sin duda es un destino perfecto. Lo bueno de Alemania es que no hace falta buscar mucho para tener planes porque en la zona se pueden hacer muchísimas cosas. Un beso

  6. Hola!
    Tenemos los billetes y estamos buscando alojamiento!. Vosotros los cogisteis por airbnb, no? Uno de ellos la experiencia no fue buena… Podrias poner los enlaces, uno para vetarlo y el otro para verlo!!
    Nosotros queríamos ir a una granja, pero está difícil encontrar algo xa alquilar. Conoces tú o alguien alguna granja?
    Gracias

    1. Hola Patricia! Me alegro! No creo que sea conveniente poner los enlaces de forma pública, he recibido muchísimos mails de familias que van este verano a Selva Negra y les he enviado las casas sin problema. Si quieres mandame mail y te las envío. No conozco granjas pero todo el mundo me ha dicho que son una opción fantástica para alojarse, suerte! Un besooo! Os va a encantar el viaje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *