Tres excursiones preciosas en la Sierra de Madrid

La Sierra de Madrid es uno de los destinos más especiales para escapar del asfalto y disfrutar del «otro madrid». Esta zona está llena de sorpresas y rincones desconocidos y maravillosos. Una hora de coche separa la gran ciudad y el asfalto de cascadas de agua limpia, pueblos de piedra y bosques que parecen sacados de cuentos. A mi me relaja mucho huir a la sierra y pasar un sábado respirando aire  puro y jugando en la naturaleza con los niños.  Todos conocemos Buitrago de Lozoya, el Bosque de Rascafría o el Hayedo de Montejo pero en esta zona hay muchos más rincones maravillosos por descubrir que por fortuna aún no están masificados lo que sin duda es un gran lujo. Hoy te hablamos de tres que merece la pena conocer.

ACEBEDA DE ROBREGORDO

El Acebo es la imagen de la Navidad. Y a menudo lo imaginamos como un arbusto pequeño. Sin embargo, en la ladera sur del Puerto de Somosierra los acebos han crecido mucho y forman un pequeño bosque. Es la acebeda mejor conservada de la Comunidad de Madrid. Las masas de acebos ofrecen protección tanto para el ganado como para los animales salvajes ante las inclemencias meteorológicas. Para llegar a él hay que salir de Robregordo en dirección a Somosierra y enseguida a la izquierda aparecen unos carteles con indicaciones “Dehesa de Robregordo y Ruta del Acebo”. Seguir por esa pista de tierra en ligero ascenso un kilómetro (se pasa una doble verja metálica) para llegar a los primeros grandes acebos. No te lo pierdas.

DEHESA BONITA DE SOMOSIERRA 

Otro de los lugares que merece la pena conocer en Sierra Norte: la dehesa de Somosierra. La ruta por esta zona es bastante fácil para hacer con niños. Es especialmente bonita en otoño pero por supuesto merece la pena todo el año para admirar la variedad de árboles que hay.

La Dehesa Bonita cuenta con acebos, robles, cerezos, avellanos, serbales y, sobre todo, abedules. De hecho, es el abedular más importante de la Comunidad de Madrid. Es posible que no conozcáis estas especies, o que hayáis oído hablar de ellas pero no os veáis capaces de reconocerlas cuando las tengáis delante.

foto vía 

EMBALSE DE EL VILLAR 

El embalse de El Villar es el más antiguo de la Comunidad de Madrid y cuando se inauguró, en 1873, también la presa más alta de España. Suministra desde entonces el grueso del agua potable que se consume en la capital. Almacena el agua del río Lozoya y su entorno ofrece multitud de parajes de gran belleza, muy en especial los de la garganta por el que el Lozoya se encañona en esta zona y que facilitó la construcción de la espectacular presa, la primera de gravedad y planta curva que se construyó en el país.

foto vía 

Hay muchas posibilidades para caminar por su entorno.  Una de ellas es la ruta senderistas que va desde el cercano pueblo de Berzosa del Lozoya, el “balcón de la Sierra Norte”, por el pinar de Casasola hasta la presa de El Villar (unos 14 km.). Aquí puedes ver la geolocalización de la presa.

¿Conocéis estas rutas? ¿Os animáis a hacerlas?

Un comentario en “Tres excursiones preciosas en la Sierra de Madrid

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *