Una merienda con mama

Tener tres hijos exige tener que dividir constantemente tu tiempo. Tener que atenderles a todos a la vez. Ver como uno comienza a hablar y a contar sus cosas del cole pero no termina porque el otro le interrumpe contándote las suyas. Y Bárbara al lado, pidiendo atención y exigiendo siempre no ser menos que sus hermanos mayores. «Yo mama». Así que hemos puesto en marcha una nueva inicitiva en casa: Merienda a solas con mama. A ver qué os parece…

Y un día de estos en el parque me di cuenta de que a veces estar con todos significa no hablar un rato largo con ninguno. Y eso no es malo porque tener hermanos significa compartir. Y comparten a mama, que es lo que toca. Y me encanta y quiero que sea así.

Pero a veces no es fácil repartir cada minuto para que todos se sientan atendidos y ninguno crea que a él le prestas menos atención (aunque eso me pasa a menudo porque siempre alguno se queja). Uno te enseña su terrible herida de guerra (que tú apenas ves porque es un rasguño) y de pronto el otro se acuerda de que él también tiene una que se hizo en el cole.

Echaba de menos un rato a solas «de calidad» con los mayores. Solo para ellos. Para preguntarles cómo estan y que me  respondan sin que nadie les interrumpa. Con mama centrada 100% en él. Como cuando quedas con tu mejor amiga y no quieres que vengas las otras para estar a solas y contar confidencias. ¿A que te ha pasado?

Pues he puesto en marcha una nueva moda en la familia. Una tarde al mes montamos «Merienda especial con mama». Mama se va un par de horitas con cada hijo a merendar a una cafetería chula. Ellos pueden pedir lo que quieran (si, lo que quieran, esas cosas de chocolate que nunca quiero que coman ja,ja…) y nos sentamos sin prisa a tomar un café y disfrutar de nuestra conversación. El ambiente y el plan ya hacen mucho porque crean «el momento». No es lo mismo que preguntarles algo en el parque con los otros alrededor. Es «su» momento y lo de merendar rico les encanta.

Nos ponemos al día, nos contamos nuestros secretos, nos reimos juntos. Esos ratos apago el móvil y lo único que hago es hablar y escucharles. Sus preocupaciones del cole, sus historias con amigos, sus intereses…

Y volvemos a casa felices, cogidos de la mano, más unidos que nunca. Quiero que sepan que mama está ahí para ellos. Que aunque tengan que compartirme, porque tener hermanos es lo mejor que le puede pasar a un hijo, mama siempre se preocupará por saber qué tal está cada uno.

De este post no tengo fotos. Lo entendéis verdad? Es mi momento con ellos y no quiero estropearlo «buscando» la foto. Pero sí me apetecía contaros la idea porque está siendo muy bonito.

Y vosotros ¿cómo hacéis para repartir vuestro tiempo entre varios hijos?

6 comentarios en “Una merienda con mama

    1. Hola Mercedes! A qué sí? Es que me encanta estar con todos pero a veces creo que cada uno necesita un poco su espacio. No sabes lo felices que están cuando nos vamos solitos… es una hora y algo, no hace falta más pero les sienta de maravilla. Un beso fuerte!

  1. Me encantaaaa la idea!!!!!! Voy a ponerla en práctica yo también!!!! Tengo tres niños de 7,6 y 4 años y me demandan mucha atención en todo momento………sacar tiempo de calidad para cada uno de ellos es fundamental…..gracias por compartir la idea!!!! Besos!!!!

  2. Hola Joana,
    Me llamo Almudena y hace tiempo que encontré tu página pero me centraba en leer los planes que proponías sin pararme a saber un poco más sobre ti.
    Esta mañana lo he hecho y me ha gustado saber que compartimos las ganas de darles como regalo “el mundo” a nuestros hijos y que incluso elegimos el mismo nombre para nuestra hija, Bárbara!
    Yo tengo 2 hijas una de 10 años, que se llama Valeria y otra de 8 años, Bárbara.
    Este verano iremos a Alemania. A las niñas les vuelven locas los Playmobil y Lego y aprovecharemos para visitar estos parques! Alguna recomendación?
    Muchas gracias! Besos, Almudena.

    1. Hola Almudena! Qué casualidad… las Bárbaras son niñas especiales sin duda. Estoy aún montando el viaje pero me temo que no voy a ir ni a Legoland ni a playmobil. A mis hijos les encantan las montañas rusas y prefieren ir a un parque de atracciones que se llama Europa park. Vamos a estar solo por los alrededores de la zona de Friburgo. Busco desconexión, montañas y pueblos tranquilos. Un beso fuerte y disfruta mucho

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *