Un verano irrepetible, que no vuelve

Empiezan las vacaciones. Y muchos miran estas fechas con recelo. En redes sociales las fotos perfectas no hablan de playas llenas de gente, de niños cansados, de quejas y rabietas, de arena pegada, de discusiones familiares, de colas para entrar a los sitios… lo sé. Todo eso está. Y está para todos, no te engañes. Nadie tiene playa privada ni niños felices 24 horas al día.

Pero cuando pienso en vacaciones pienso en días felices. En días únicos. Vuelvo la vista atrás y aunque también hubo un poco de todo lo de arriba, yo no lo recuerdo. Tengo mucha suerte, por defecto tengo «memoria selectiva de felicidad».

No recuerdo las penas ni las discusiones ni los malos momentos y os juro que en todos los viajes hay momentos tensos. Soy así de conformista y feliciana. Recuerdo todo lo bonito, quizá por eso sigo viajando.

 

Nos pasamos 11 meses al año trabajando como locos. Corriendo. Viviendo con el agua al cuello, con la prisa en la tripa, con el estrés pegado. Pero llega el verano y toca relajarse. Reirse. Descansar. Recuerdo un viaje de prensa en el que la chica de comunicación se despidió de mi el último día y me dijo: «tienes una familia muy bonita, sois todos igual de disfrutones»

Creo que la vida (y más las vacaciones) están para eso. Para disfrutar. Para no darle importancia a los imprevistos y a los pequeños problemas. Para vivir intensamente cada pequeña cosa y disfrutarla como si fuera el mejor momento de nuestra vida.

Y sabes lo mejor? Que la alegría se contagia.

Si tú disfrutas y eres feliz, tus hijos lo harán mucho más.

Habrá más verano pero este es único y no volverá. Y yo me he prometido a mi misma disfrutarlo a tope. ¿Te apuntas a la idea?

 

 

8 comentarios en “Un verano irrepetible, que no vuelve

  1. Me apunto!!! prometo no estresarme por tonterias y abrazar y besar continuamente a mi niño y disfrutar de él y de mi marido al máximo!

  2. Que alegría me da leer esto sin duda en los viajes que hacemos hay discusiones y más si hay niños, pero vale más los momentos buenos que el resto 😍😍 me encanta el verano aunque estemos a 40 grados. Por cierto serías tan amable de decirnos dónde son esas maravillosas fotos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *