Viajar a Oporto

Es nuestro próximo destino. Cercano, amable, especial… acogedor. Todo el que viaja a Oporto vuelve enamorado. Es verdad que parece que está de moda pero no me extraña. Portugal engancha y este tipo de destinos tienen todos los ingredientes para triunfar. Son fáciles de descubrir, se come bien y el mejor plan es pasear por zonas bonitas.

Lisboa me fascina y Cascais y Sintra también. Portugal en general me hace sentir cómoda, como en casa pero a la vez motiva estar en otro país a la hora de descubrir costumbres y probar cosas nuevas.

Otra de las grandes ventajas es que se puede ir en coche así que un destino que se improvisa fácilmente. No es una ciudad cara y tengo la intuición de que a mis hijos les va a gustar mucho. En Lisboa disfrutamos mucho. Además mis hijos son fans de Harry Potter y allí está una de las librerías más bonitas del mundo que fue fuente de inspiración para J. K. Rowling, en la que ambientó algunas escenas de la exitosa saga de novelas “Harry Potter”.

Así que si todo va bien en unos días nos veréis paseando a orillas del Duero, cruzando el Puente Luis I y probando las natas.

En realidad no llevo rutas marcadas porque voy dispuesta a dejarme seducir, a disfrutarla paseando. Calles empinadas, hermosos puentes, edificios increíbles, colores intensos y ese aire melancólico que tiene toda la ciudad. Creo que lo mejor de Portugal es dejarse llevar. Y sin duda para mi lo mejor de viajar es disfrutar de tiempo en familia los 5 y ese es mi objetivo este viaje.

¿Me dais consejos de visitas o restaurantes? Seguro que tenéis tips geniales, como siempre.

Gracias

fotografías vía 

8 comentarios en “Viajar a Oporto

  1. Hola Joana ¡ Oporto os va a encantar¡ te recomiendo probar la francesinha en el café Santiago, está espectacular¡ . Una cosa que a mis niñas les encanto fue el crucero por el Duero para ver los puentes, es una buena experiencia. Que disfrutéis del viaje ¡

  2. Hola Joana,
    Nosotros hemos estado este verano, así que lo tenemos muy reciente:
    .- Para los niños es muy chulo el Museo de los Descubrimientos (hacen descuento por familia numerosa). Además se puede ir en tranvía (el 1) y después continuar hasta la Foz del Duero, que es un paseo muy bonito. Para comer en esa zona te recomiendo el Bocca Eat and Drink, las pizzas están buenísimas y los niños pueden ver cómo se hacen.
    .- Al lado de la Torre de los Clérigos está la Casa Oriental, con una decoración muy especial: puedes comprar latas de sardinas con el año de nacimiento de cada uno de los niños, les encantará.
    Mientras esperas la cola de la librería Lello no puedes dejar de entrar en «A vida portuguesa», una de las tiendas más bonitas de la ciudad.
    Para comer en esa zona está muy bien A Tasquinha
    .- El teleférico con niños también es imprescindible, lo mismo que el crucero de los 6 puentes, aunque sea muy turístico es otra forma de ver la ciudad y descansar.
    Y para que no falte ningún medio de transporte, también hay un funicular: mi recomendación es hacer el crucero del río, pasear después por el Cais de Ribera, subir al puente de Luis I en funicular, cruzar el puente andando y montar después en el teleférico
    Para comer, por la zona de la Rua de las Flores a nosotros nos encantaron estos dos:
    – Cantina 32
    – Cantinho do Avillez. En este no hay platos especiales para niños, pero está todo muy rico
    y no es recomendación para comer, pero el McDonalds de la Avenida de los Aliados es muy bonito…
    Espero que los paséis muy bien. Un beso. Ü

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *