Polvos matificantes: Todo lo que necesitas saber

Para qué sirven y cómo aplicarlos

Con la llegada del verano, y el calor, el maquillaje sufre y se desvanece más rápido. Por más productos que pruebes no consigues que éste dure todo el día intacto, y es que son muchos los factores que influyen en esta estación. Pero no está todo perdido, la solución son ¡los polvos matificantes! 

Si no sabes cómo usarlo, cuáles te vienen mejor o qué beneficios vas a recibir, te contamos todo lo que necesitas saber para conseguir un look beauty perfecto que resistirá hasta las más altas temperaturas.

¿Para qué sirven los polvos matificantes?

  • En primer lugar, y como su propio nombre indican, matifican el rostro. ¿Qué quiere decir esto? Que tu rostro no se verá excesivamente brillante y el sudor se mantendrá a raya.
  • Sellan la base de maquillaje. Si tiende a derretirse por la temperatura y se te queda a parches, los polvos serán tu gran solución.
  • Prolongan la duración. No solo lo sellan y dejan todo en su sitio, sino que hacen que con el paso de las horas los demás productos sigan intactos.
  • Si tu piel tiende a producir grasa en determinadas zonas, con los polvos matificantes conseguirás controlar los brillos.
  • Pero no solo la base de maquillaje, sino que también sirven para sellar en tu rostro otros productos como: colorete, iluminador, sombras, labiales…
polvos matificantes

Manual de uso

  1. El primer paso, siempre debe ser limpiar bien tu rostro.
  2. Extiende tu crema hidratante habitual para la cara, de esta manera quedará perfecta para que el resto de productos se vean más naturales.
  3. Realiza tu rutina habitual de maquillaje, con los productos que suelas utilizar.
  4. Una vez finalizada, llega la hora de aplicar los polvos matificantes. Puedes optar por hacerlo con almohadilla o brocha.
  5. Realiza movimientos semicirculares, desde el centro de tu rostro hacia los lados.
  6. Comienza siempre por la zona de la frente y continua por el tabique de la nariz y la barbilla. Haz mucho hincapié en las zonas que tiendas a tener más grasa para controlarla.

Tipos de polvos matificantes

Traslúcidos:

  • No alteran el color, por lo que es válido sea cual sea tu tono.
  • Fijan y sellan.
  • Matifican tu rostro.
  • Aptos para todos los tipos de pieles.
polvos matificantes

Polvos sueltos:

  • Su textura es muy ligera y agradable al tacto.
  • Es el punto final perfecto para finalizar un look.
  • La mejor manera de aplicarlos es con una brocha gruesa y suave, coger poco producto, retirar el exceso y extender con toques ligeros.
  • Pero, ¡cuidado! No abuses de ellos porque puedes acabar con un efecto acartonado no deseado.

Polvos compactos:

  • La mayor diferencia de estos con el resto es que aportan una mayor cobertura. Perfecto si tu objetivo es, también, disimular imperfecciones.
  • Si luces una piel bien hidratada y cuidada, puedes aplicarlos sin necesidad de base debajo.
  • Los polvos compactos se aplican por todo el rostro, y con más dedicación en la zona T.
polvos matificantes

 

Teniendo todos estos trucos y recomendaciones en cuenta, ahora solo queda saber cuáles son tus polvos matificantes perfectos. Para ello te hacemos una selección de los mejores polvos matificantes, sea cual sea tu tipo de piel.

 

*Si no te quieres perder todas nuestras novedades, no olvides suscribirte a nuestra Newsletter para estar siempre a la última.

Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *