5 curiosidades sobre el sol (y los solares) que no sabías

Protegerse de la radiación solar es el primer paso para una piel perfecta

En cuanto despuntan los primeros rayos de sol estamos más que acostumbrados a tumbarnos a broncear nuestra piel. Pero a veces no somos conscientes del peligro que entraña la radiación solar por muy pequeña que sea. Incluso bajo un cielo encapotado podemos sufrir quemaduras en nuestra piel. Te desvelamos 5 curiosidades sobre los protectores solares para que sepas la importancia de cuidarnos en esta época del año con los fotoprotectores adecuados. Además, te desvelamos que en Avène podrás encontrar múltiples opciones para proteger tu cuerpo y rostro de la manera más eficiente.

avene solares
Estos dos fotoprotectores de alto espectro cuidarán tu piel todo el verano.
avene solares
Este solar de Avène protegerá tu piel del sol al tiempo que combate el envejecimiento.

5 cosas que no sabías sobre el sol (y los solares)

1.Aunque te cueste creerlo a comienzos del siglo XIX tener una piel bronceada era un símbolo de pobreza. Las clases más pudientes trataban de mantener su piel lo más pálida posible (de ahí el término “sangre azul”, que hacía referencia a las venas azules que se veían entreveían en las pieles más pálidas).

2. A partir de los años 30 y gracias a algunas actrices de la época comenzó a ponerse de moda estar moreno. De hecho antes de que surgieran los protectores solares, solo había en el mercado lociones y cremas que aceleraban el bronceado pero no protegían contra la radiación solar.

3. Fue en el año 1944 cuando un farmacéutico dio con una fórmula que protegía la piel del sol para evitar quemaduras, la patente fue comprada por una gran corporación llamada Merck&Co que comenzó a distribuirla con éxito en la década de los cincuenta. Desde entonces a nadie se le ocurre tomar el sol sin aplicar primero un fotoprotector porque sabemos que las consecuencia son son precisamente agradables.

4. Si alguna vez te has preguntado por qué nuestra piel se pone morena la explicación es mucho más sencilla de lo que puede parecer. El bronceado de nuestra piel tiene que ver con un mecanismo de autodefensa contra la sobreexposición a los rayos ultravioletas. La melanina se encarga de oscurecer la piel para evitar que la radiación nos perjudique.

5. Si te gusta broncear tu cuerpo, deberás saber que en las zonas en las que el sol incide con más fuerza hacen falta solo cinco minutos para poder sufrir quemaduras en caso de que no te aplique protector solar. Y en verano el momento en que el sol emita las radiaciones con más fuerza es a mediodía, cuando el sol está justo sobre nuestras cabezas y la sombra que proyectamos es muy corta.

Para tomar el sol de manera responsable echa un vistazo a los solares de Avène y encuentra el que mejor se adapta a tu piel y ¡a disfrutar del verano!

Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *