15 cosas que debes saber a la hora de tomar el sol

La radiación solar ultravioleta (UV) que nos llega es la responsable de generar quemaduras, alergias o cáncer de piel, además de ser causante del 90% del envejecimiento de nuestra piel

Ahora que se acerca el verano nos entran dudas acerca de cómo protegernos frente al sol. Además, en Semana Santa muchos aprovecharán para tomar los primeros rayos de sol, por eso creemos necesario que debemos conocer cómo afecta el sol a nuestra piel y cómo podemos protegerla de forma correcta. Para resolver todas las dudas, hemos hablado con los expertos de los laboratorios Pierre Fabre y nos han explicado todos los factores que debemos tener en cuenta para exponer nuestra piel al sol de forma correcta. Sin falsos mitos ni riesgos para la salud.

1. ¿Que factores condicionan el factor de protección solar que necesita nuestra piel?

Depende de nuestro fototipo, que viene definido por el color de la piel, del cabello, la tendencia a las quemaduras solares y la aptitud al bronceado. Una vez conocemos nuestro fototipo y las condiciones de exposición solar (piscina, playa mediterránea o tropical, alta mar, alta montaña, nieve…) ya podemos elegir la fotoprotección mejor adaptada a nuestra «sensibilidad» natural al sol.

Sin embargo, no significa que se necesite utilizar todos los días el mismo protector solar que se usa en verano, pueden emplearse cosméticos como cremas hidratantes o maquillajes con factor de protección, siempre que sea de amplio espectro y tenga un FPS de 15 o superior.

proteccion solar
Descubre cuál es tu fototipo para aprender a proteger tu piel. ©PierreFabre

3. ¿Cómo debemos protegernos del sol el resto del año?

En un día nublado, los rayos IR quedan bloqueados y no tenemos sensación de calor, pero durante todo el año e indistintamente de las condiciones, en mayor o menor medida, nos llegan las radiaciones UVA y UVB.

La radiación solar ultravioleta (UV) que llega a la superficie terrestre es la responsable de generar quemaduras, alergias, queratosis actínicas o cáncer de piel, además de ser causante del 90% del envejecimiento cutáneo. Así, es importante utilizar un fotoprotector solar en las zonas expuestas todos los días del año.

proteccion solar
Hay que proteger la piel del sol todos los días del año. ©Unsplash

4. ¿En vacaciones debemos reforzar nuestra protección dependiendo el destino de playa al que vayamos a viajar?

Otros de los factores que afectan a la cantidad de radiación UV que alcanza la superficie terrestre, son la latitud, la altitud y el clima, por tanto influirá en la protección que debamos usar.

5. ¿Cuál es el fallo más común en cuanto a protección contra el sol? 

Los fallos más comunes suelen estar en la forma de aplicar y reaplicar el fotoprotector. La forma correcta de actuar debería ser:

– Aplicar el fotoprotector por toda la superficie corporal y en la cantidad suficiente, para que se produzca la formación de la película que impida el paso de la radiación UV. No hay que olvidar zonas como las orejas, la nuca o los empeines del pie. 

– Debe renovarse cada 2 horas, y más frecuentemente, si se ha rozado, sudado o bañado. En ese caso es necesario replicarlo después de cada baño.

Aprender a broncearse

6. ¿Cuál es la forma más saludable de broncearnos?

Para evitar problemas en la piel es necesario cuidarla antes, durante y después de los meses de verano. Para prepararla para su exposición al sol, es recomendable exfoliar la piel antes del verano para así liberarla de impurezas, y mantenerla bien hidratada.

Durante la exposición, es indispensable utilizar protección solar con un factor de protección (FPS) alto y de amplio espectro. Aplicar la protección solar de 15 a 30 minutos antes, renovándola cada 2 horas independientemente de la resistencia al agua del producto. Además se deben comenzar las exposiciones de forma progresiva, en tiempos reducidos y evitando las horas centrales del día (de 12h a 16h).

En el día a día sin embargo, si no nos exponemos directamente, no suele ser posible reaplicarlo con tanta frecuencia. Se recomienda aplicarlo al menos dos veces al día, en la mañana y al mediodía.

Tras la exposición solar, es importante hidratar y utilizar un reparador, para calmar la sensación de calor, prevenir el envejecimiento cutáneo prematuro y prolongar el bronceado.

proteccion solar
Una correcta exposición al sol previene nuestra piel del envejecimiento. ©Unsplash


7. ¿Qué importancia tiene volver a aplicarnos el solar después del baño?

Es importante reaplicar el fotoprotector después de cada baño, ya que el “efecto lupa” de las gotas de agua favorece las quemaduras solares y disminuye la eficacia de los protectores solares, aunque éstos sean resistentes al agua.

8. ¿Cuál es el tiempo de exposición al sol aconsejable?

El bronceado es un mecanismo de defensa del organismo debido a la exposición solar, ya que la melanina ejerce un efecto de filtro de rayos UV. Se debe tener en cuenta el fototipo de cada persona. 

La exposición al sol deberá ser progresiva, en pieles normales podrá irse aumentando 10 minutos de exposición cada día, desde el primero que no debe exceder los 15 minutos. Sin olvidar que se debe utilizar un protector solar siempre y evitar las horas centrales del día entre las 12 y las 16 horas.

9. ¿Cuál es la forma correcta de protegemos del sol a la hora de hacer deporte?

Deben protegerse las zonas expuestas, con un fotoprotector de amplio espectro y tener en cuenta las situaciones que supongan un riesgo suplementario: altitud, nubosidad, superficies refractoras (nieve, arena, agua, hierba) o viento fresco que hacen que la protección deba ser mayor. Además se aconseja protegerse con gorro y gafas de sol con cristales homologados capaces de filtrar los rayos UVA y UVB.

10. ¿Hay algún alimento que nos ayude a protegernos del sol o a broncearnos más rápido?

La dieta influye en el estado de la piel, por lo que se aconseja el consumo de alimentos ricos en antioxidantes, licopeno y beta-caroteno, que ayudan a mantener un buen estado de las células, protegiéndolas frente al envejecimiento. Es un complemento de los protectores solares.

proteccion solar
Productos antioxidantes como los tomates complementan la protección solar. ©Unsplash

Cuidado de la piel en verano

11. ¿Cómo debemos hidratar nuestra piel en verano?

Es importante hidratarse durante todo el año pero lo es más durante la exposición solar, ya que es propio que se produzca una pérdida de agua espontánea por evaporación, produciendo una deshidratación de la piel. Se deben aplicar cremas emolientes, y además es recomendable aplicarla dos veces al día, para mantener la barrera cutánea óptima y evitar esta deshidratación por pérdida insensible de agua.

12. ¿Es bueno utilizar un prolongador de bronceado?

Sí, es aconsejable utilizar un reparador para después del sol, no solo para prolongar el bronceado, sino para reparar la piel, mantenerla hidratada y prevenir el envejecimiento cutáneo prematuro.

13. ¿Podemos maquillarnos sobre la crema de solar?

Si. La crema solar deberá aplicarse antes del maquillaje y después de la hidratante, en el caso de utilizar otra crema además del fotoprotector. Usando los productos adecuados, en el orden indicado, y aplicándolos cuando el anterior haya sido completamente absorbido por la piel. La protección solar es exactamente igual, no pierde efectividad, y el maquillaje durará más tiempo sobre el rostro.

proteccion solar
Mantener nuestra piel hidratada es esencial en verano. ©Instagram Saasha Burns

14. ¿Debemos cambiar nuestra rutina de belleza al cambiar en los meses de mayor exposición al sol?

Deberían evitarse productos fotosensibilizantes (aquellos que producen una respuesta exagerada de la piel a la luz solar o los rayos UV) y principios activos agresivos. No hay que eliminar ningún paso de nuestra rutina de belleza, la hidratación es incluso más importante durante estos meses, sin olvidar la protección solar.

15. ¿Y la exfoliación? ¿Es mejor evitarla antes o después de la exposición al sol?

Podemos seguir exfoliando la piel y además es recomendable hacerlo, siempre que sea exfoliaciones suaves. Cuando no exfoliamos la piel, la capa córnea acumula células muertas y presenta una textura irregular, que impiden que la piel refleje la luz y tiene un aspecto apagado. Para conseguir una piel lustrosa para el verano, el primer paso es la exfoliación.

16. ¿Cómo afecta el sol en nuestro cabello?

El sol también daña el cabello, de hecho se considera su mayor enemigo. A dosis razonables, proporciona unos bonitos reflejos que lo iluminan, pero la combinación con el sol, la sal, el viento y el cloro altera el film hidrolipídico protector del cabello. Para exponer el cabello al sol con total seguridad, se deben utilizar productos protectores igual que para el cuerpo.

proteccion solar
El pelo también necesita protección solar. ©Unsplash
Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *