Por qué elegir flores preservadas en tu ramo de novia

Algunas razones que te harán cambiar de opinión

Para un día tan especial como el de tu boda quieres que todo salga perfecto. A la hora de elegir el ramo de novia pueden surgir muchas dudas sobre cómo quieres que sea, con qué tipo de flores… Pero quizá nunca te habías planteado apostar por un ramo de flores preservadas. Por eso, el Taller de Bagatela nos cuenta algunas de las razones que hacen de esta una buena opción.

Isabel García, la directora de este taller, trabaja de manera 100% artesanal cada producto: pétalo a pétalo, flor a flor. Esto hace que sus diseños sean totalmente únicos y exclusivos. Pero seguramente te estarás preguntando, ¿en qué consiste un ramo elaborado con flores preservadas? ¡Te lo contamos!

flores preservadas

 

4 razones para decantarte por esta alternativa

Antes de hablar sobre los argumentos de porqué es una buena opción, expliquemos qué son exactamente este tipo de flores. Lo que hace estos ramos diferentes es que están compuestos de flores naturales, pero que han sido tratadas con una técnica de conservación especial que hace que no necesiten agua ni luz para mantener su frescura y apariencia.

1.Disfruta de ellas durante años

Este tipo flores son muy resistentes y duraderas. Simplemente con cuidarlas de la forma adecuada pordrás disfrutar de ellas durante meses (¡e incluso años!).  Además, conservarán su aspecto como el primer día y te servirá de recuerdo de ese momento tan especial.

2.Dales otro uso como elemento decorativo

En El Taller de Bagatela tienen una inmensa variedad de flores, lo que te permite no solo crear un ramo único y especial, sino darle una segunda vida tras el gran día.

En muchas ocasiones nos da pena poner tanta ilusión en algo de lo que solo disfrutaremos una vez, por eso te recomendamos apostar por los ramos de flores preservadas. Ya hemos hablado de su durabilidad, por lo que podrás usarlas en tu casa como elemento decorativo, como recomienda Isabel, directora creativa de la firma: «Poner el ramo en un jarrón, aunque no contenga agua, servirá para adornar una estancia de tu casa u oficina, y conseguirás darle un toque de calidez».

flores preservadas

3.No tienes que dejar las flores para el último momento

Un ramo de flores naturales (igual que los centros de las mesas) te “obligan” a encargarlos a última hora para que estos luzcan brillantes. Esta es otra de las ventajas de este tipo de adornos, ¡podrás encargarlos con tiempo de sobra sin miedo a que se estropeen!

4.El cuidado es muy sencillo

Al no tratarse de una flor natural los cuidados no tienen que ser tan intensivos. aunque te resulte raro (ya que no es lo normal cuando se habla de flores) lo mejor es preservarlas en interior, en un lugar que no reciban la luz directa del sol. Y lo más importante, ¡no las riegues ni las pongas en agua!

flores preservadas