San Sebastián

San Sebastián es una ciudad preciosa, es ser uno con la playa, es respirar chuletón y es el murmullo de la parte vieja abarrotada un viernes por la noche, aunque llueva. Y llovió.

mar HDR
Fotografía Alicia Villar

Y aún lloviendo, sin poder hacer ni una foto con la réflex porque mis manos estaban ocupadas sujetando el paraguas y el sombrero para que no se volase; aún con este frío, San Sebastián estaba más bonita que nunca. El mar agitado como nosotros, las montañas verdes como siempre me ha gustado pintarlas y la lluvia, la misma lluvia que la del día que te encontré.

¿Sabéis lo mejor de esta ciudad? Que en poco tiempo es como si la conocieras de toda la vida. Como me pasó contigo.

Restaurantes, bares de pintxos y, rápidamente, nuestro sitio favorito:

Sirimiri (C/ Mayor 18) está en la parte vieja pero es moderno como el que más. Con una carta escueta ofrece lo mejor de Sanse en dos bocados. Lo mejor, ir a última hora y acompañar su postre de souflé de queso y frutos rojos con dos copazos bien preparados.

Sirimiri
Fotografía Alicia Villar

Es llamativo el festival del colores, formas y sabores que cubren las barras de los bares, los sentidos más que saciados ante tal espectáculo, pero sólo acaba de comenzar;coge un plato y sírvete los que más te gusten:

Gandarias  (C/ 31 de Agosto) ofrece tradición en su barra y más de un pincho sin gluten!. En Goiz Argi (C/ Fermín Calbetón) también rebosan las opciones, y es muy recomendable la brocheta de gambas. La Cepa es un clásico, fundamental para probar las gildas cuando vienes a San Sebastián. Esta banderilla se llama así por Rita Hayworth en la película Gilda, porque es “salada, verde y un poco picante”.

Txuleta. Un chuletón es algo bonito, es perfecto desde el punto de vista gastronómico. Un buen chuletón tiene textura, sabor, color… y paro ya porque se me hace la boca agua. Txuleta es el paraíso para quienes sienten como yo (si, esto del chuletón es un sentimiento), y hasta tienen pintxo de txuleta!

pintxoscoll
Fotografía Alicia Villar

Si no, siempre puedes acercarte a una sidrería para acompañar un señor chuletón con tortilla de bacalao, pimientos del padrón y toda la sidra a la que hayas podido hacer hueco. Una buena opción es Saizar, en Usurbil.

O si eres más de pescadito, no dejes de coger la carretera hasta Guetaria, lugar de nacimiento del maestro Balenciaga y donde además podrás visitar su museo. ¡No todo va a ser comer! Y el pueblo y las vistas hasta llegar allí por la carretera desde Zarautz son casi de síndrome de Stendhal. Y tan bonito es también Zumaia y las vistas desde los acantilados de flysh, o paseando desde el faro. ¿Os suena esta iglesia?

DSC_0029
Fotografía Alicia Villar

Lo que yo decía, incluso con lluvia.

2 comentarios en “San Sebastián

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *