Tuppers para llevar a la oficina

¿Cansada de comer de menú entre semana? Te damos las mejores ideas para hacer en casa y llevar a la oficina

Ver todas las fotos
  • 1 de 17

    Berenjenas rellenas

    Una manera de comer verdura y carne a la vez, ¡y además está buenísima!

    Puedes dejar volar tu imaginación y rellenarlas de atún, carne picada, con pimientos, cebolla, maíz… ¡Creerás que estrenas receta cada día!

  • 2 de 17

    Ensalada con legumbres

    Muchas veces no nos hacemos platos que exigen calentarse por si no tenemos esa opción en la oficina. Por eso, te damos esta estupenda idea para no renunciar a las legumbres.

    Una idea sería una ensalada de rúcula, ventresca, garbanzos y tomates cherry, un chorrito de vinagre de módena ¡y listo!

  • 3 de 17

    Huevos rellenos

    Para esos días que no te apetece tirar horas en la cocina, este plato es perfecto. Además de completo y delicioso.

  • 4 de 17

    Ensalada de pasta

    Si estás harta de comer macarrones con tomate y necesitas innovar: opta por una ensalada de pasta. Es atemporal y puedes añadirle infinidad de ingredientes

  • 5 de 17

    Tortilla de calabacín

    Una alternativa a la tortilla de patatas, saludable y con menos hidratos.

  • 6 de 17

    Cuscús

    Para salirse de la rutina del arroz y los macarrones, el cuscús es una fantástica opción. ¡De vez en cuando hay que probar sabores nuevos!

  • Foto: Danza de fogones

    7 de 17

    Ensaladilla rusa

    Si no quieres cargar con varios tuppers la ensaladilla rusa es perfecta como plato único. Y si la acompañas con pan ¡te sabrá a gloria!

  • 8 de 17

    Redondo de cerdo

    El redondo de carne es una receta perfecta tanto para el invierno como para el verano pues se puede tomar caliente o frío indistintamente. Además se conserva bien durante varios días en la nevera por lo que, si no tienes mucho tiempo para estar cocinando, puedes tomarlo un par de días a la semana.

  • 9 de 17

    Pastel de carne

    Una receta fácil, sencilla y ¡muy sabrosa! Una genial idea para llevar a la oficina pues no mancha, no es incómodo de comer y desprende mucho olor.
    Haz una gran cantidad si sois muchos en casa o no te importa repetir algún día de la semana y llévate una porción al trabajo. Un golpe de micro y ¡listo!

  • 10 de 17

    Pisto con huevo

    Qué rico está el pisto con huevo, ¿verdad? Además es un plato sano, nutritivo y, además, ¡de nuestra tierra! Así que no lo dudes y ponlo en tu lista de comidas de la semana. ¿Nuestra recomendación? Sustituye los huevos fritos por huevos duros pues recalentados están imposibles de comer y además así tienen menos grasa. ¡Todo ventajas!

  • 11 de 17

    Crema de zanahoria

    Las cremas son siempre una buena idea pues son fáciles de hacer, no requieren mucho tiempo y son muy saludables.
    De zanahoria, calabaza, espinacas… ¡Tú decides los ingredientes!

  • 12 de 17

    Albóndigas

    ¿Quién puede resistirse a unas ricas albóndigas? Llévalas al trabajo y acompáñalas con guisantes. ¡Serás la envidia de la oficina!

  • 13 de 17

    Judías verdes

    Uno de nuestros platos favoritos son las judías verdes: son sanas, engordan muy poco y están buenísimas.
    Rehógalas con un poco de ajito y añade unos taquitos de jamón. ¡Exquisitas!

  • 14 de 17

    Lentejas

    Los platos de cuchara se inventaron para entrar en calor los fríos meses del invierno. Y cómo se disfrutan, ¿verdad? Date el capricho de vez en cuando e incluye en tu menú semanal unas lentejas en el almuerzo. Que lleven chorizo o no ¡lo dejamos a tu elección!

  • 15 de 17

    Muslitos de pollo

    Los muslos de pollo aportan casi todas las proteínas que debes consumir en un día, son fáciles de hacer y además están exquisitos. Un plato perfecto para llevar a la oficina.

  • 16 de 17

    Arroz con pollo al curry

    Aunque parezca complicado de hacer, apenas tiene dificultad hacerlo y el resultado todas lo conocéis: ¡no puede estar más sabroso!

  • Foto: @ Eatgood4life.com

    17 de 17

    Tortilla de patata

    ¿A quién no le apetece un ‘pinchito’ de tortilla de vez en cuando a la hora de comer? Una idea cómoda y genial.