Batch Cooking o cómo organizar la comida de toda la semana

¿Estás hasta arrriba de trabajo y agobiado porque no te da tiempo a hacer nada? ¿Quieres comer bien, pero no estás seguro de por dónde empezar? ¿O tal vez la idea de preparar la cena después de un día interminable no es del todo realista? Si has respondido afirmativamente a cualquiera de estas preguntas o si simplemente quieres encontrar una forma sostenible de comer (y de vivir), el Batch Cooking es para ti.

batch cooking compra
© unsplash

Pero, ¿qué es Batch Cooking?

Consiste simplemente en preparar y cocinar porciones más grandes de diferentes platos, destinados a mezclarse y combinarse para crear comidas versátiles durante toda la semana. Te recomendamos que lo hagas los domingos, para dejarlo todo listo de cara a la próxima semana. Aunque es verdad que el día elegido tardas un buen rato en preparar los platos, lo vas a agradecer muchísimo durante la semana, cuando simplemente tengas que ir sacando las comidas para recalentarlas o darles los últimos toques. 

Además, cuando cocinamos nuestras comidas en casa, sabemos exactamente lo que hay en ellas y podemos asegurarnos de que usamos los ingredientes mejores y más nutritivos. Sin duda es una solución saludable y económica a los pedidos de comida preparada a domicilio. Todos hemos estado ahí: cuando hay que tomar una decisión y estamos cansados, la fuerza de voluntad es baja y susceptible a tomar malas decisiones, por ello te ayudará mucho tener comida casera ya preparada.

batch cooking nevera
© Pinterest

Consejos para que tu plan semanal salga de perlas

Utiliza ingredientes “neutro”

En primer lugar, prepara los ingredientes por proporciones; por ejemplo: parte de proteína, parte de carbohidratos y una parte de vegetales frescos. Si cocinas esos ingredientes con pocos condimentos o adobos, podrás ser creativo con los acompañantes y salsas. Utiliza ingredientes “neutro” que queden bien con una variedad de otros sabores.

Elige bien tus alimentos

Evita los alimentos que se marchitan o se vuelven viscosos rápidamente. Por ejemplo, las ensaladas, que parecen el plato light y fácil de preparar por excelencia, no son lo más adecuado en este caso. Podrían funcionar para un enfoque de preparación del día anterior, pero no intentes nada más allá de ese plazo.

Cocina extra y “al congelador”

El Batch Cooking es también una forma de pensar facilidades para conseguir que tus futuras comidas sean de lo más completasUno de esos trucos es cocinar “de más” y congelarlo para el futuro; después de todo, ya estás ensuciando ollas y sartenes… Duplica una receta, o cocina el doble de los alimentos que necesitas y congela la cantidad extra para el futuro. 

Prepara porciones individuales

Especialmente si estás cocinando para tu familia o para muchas comidas, te recomendamos que hagas porciones individuales siempre que puedas. En tus semanas ocupadas, cuando no tienes tiempo para cocinar, tu familia podrá sacar una ración del plato que le guste, calentarlo y ser autosuficiente, sin comer de más y alterar el resto de provisiones para la semana. 

cocinera
© unsplash

Ahora que ya conoces los secretos del Batch Cooking, ¿a qué esperas a probarlo?