El agua termal, o cómo un cosmético puede tener infinidad de usos

Todo lo que tienes que saber sobre este producto que te vaciará el neceser

Sus múltiples propiedades y usos, han convertido al agua termal en uno de los productos estrella en el mundo de la cosmética. Eso sí, aún hay quien tiene no tiene muy claro qué es y para qué se utiliza. ¡Te lo contamos!

¿Qué es el agua termal?

Las aguas termales son aguas que se originan del encuentro entre el agua de lluvia y las rocas calcáreas y que se caracterizan por tener una elevada cantidad de minerales  y oligoelementos. Esto las convierte en un producto único lleno de propiedades y beneficios para el cuidado de la piel.

Agua termal

 

¿Para qué sirve y cuáles son sus usos?

Muchos son los que piensan que el único fin del agua termal es refrescar la piel. Y si bien es verdad que es uno de sus usos, este producto tiene otras muchas utilidades. Podríamos decir que es un cosmético multiusos. Te contamos cuáles son.

Hidratar

Para una buena hidratación debemos apostar por un producto específico: un tratamiento hidratante y nutritivo el cual nos aplicaremos por la mañana y por la noche. Pero, para esos momentos en los que la piel se reseca más de lo normal y necesita un extra de hidratación (una jornada de playa, un viaje en avión o un día entero bajo una máquina de aire acondicionado) el agua termal es el mejor compañero que podrás llevar a tu lado.

Quemaduras solares

Si no tienes un aftersun a mano, el agua termal será la mejor alternativa. Calma, alivia, refresca e hidrata la zona quemada por el sol. ¿Un truco? Guárdala en la nevera antes de aplicártela y la sensación será aún más refrescante.

Picaduras

De insectos y también de medusas. Si sufres la picadura de alguno de estos animales el agua termal te ayudará a mitigar el dolor y el escozor.

Cicatrices

Está comprobado que este cosmético, al poseer zinc, cobre y selenio, activa la síntesis de colágeno y elastina y por lo tanto reduce el tiempo de curación de heridas superficiales.

Rojeces e irritaciones

El sudor, el roce, la depilación o los peelings son algunas de las causas por los que nuestra piel se irrita o enrojece. Para calmar esa sensación de escoor, el agua termal es la una solución ideal.

Fijar el maquillaje

Si quieres que el maquillaje te aguante más y no tienes un fijador específico para ello, no te preocupes. Aplicar una bruma de este producto te ayudará a fijar tu maquillaje y, además, a mantener la piel hidratada por más tiempo.

Desmaquillar

¿Sabías que también es buena como desmaquillante? Tan solo tendrás que pulverizar el producto sobre un algodón y después retirar la suciedad como lo haces habitualmente.

Las mejores aguas termales

Ahora que ya sabes todas sus maravillosas propiedades, sabemos que no vas a poder vivir sin ella. Así que, para que la incluyas desde ya en tu neceser ( y lo vacíes un poco) te damos los nombres de las aguas termales que mejor le sentarán a tu rostro.

Las mejores aguas termales