Bodas reales, así se casan las princesas

Vestidos de cuento.

por StyleLovely

¿Quién no ha soñado con casarse en un castillo? ¿O en una isla privada? A todas nos encantaría llegar al altar con un espectacular vestido creado por uno de los mejores diseñadores internacionales. Algunas no tienen que soñarlo, estas son las cosas que pasan en las bodas reales. Las princesas tienen sus bodas de cuento con príncipe incluido. Impresionantes vestidos y joyas deslumbrantes o minimalismo y elegancia en estado puro. Cada princesa tiene su propio estilo. Nosotras te mostramos las más inspiradoras y espectaculares.

Varias ceremonias

Las princesas tienen la suerte, en muchos casos, de casarse varias veces. La ceremonia religiosa es una tradición ineludible en las bodas reales, pero muchas parejas realizan también una ceremonia civil. De esta manera los vestidos que lucen se multiplican. Beatrice Borromeo llegó a ponerse cuatro vestidos de novia diferentes, y hasta se atrevió a lucir un vestido de color rosa. Confió en Valentino para los de la ceremonia civil y en Armani para los de la ceremonia religiosa. Tatiana Santo Domingo, en cambio, se vistió de reina de las nieves para su boda religiosa y optó por un estilo hippie chic para la boda civil.

bodas reales monaco
Beatrice Borromeo y Pierre Casiraghi

Vestidos con nombre propio

Aunque algunas princesas apuestan por reivindicar el diseño patrio en sus bodas, como las princesas suecas, muchas otras confían en los diseñadores de más renombre a nivel internacional. Valentino, Armani, Alexander McQueen o Elie Saab son algunas de sus firmas preferidas. Tul, encaje, chantilly, largas colas y elaborados velos componen los impresionantes diseños. Hasta los bocetos son una delicia.

bodas reales boceto vestido novia
Boceto del vestido de Beatrice Borromeo

Sabemos que después de ver las fotos ya sueñas con casarte, pero si todavía juegas el papel de invitada, no te pierdas los vestidos de verano para invitadas, y las mejores joyas para bodas que te ayudarán a completar tu look. Y recuerda que de una boda sale otra boda.

Share
Tweet
Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *