Pintar, pintar, pintar sin parar… Ideas para crear un rincón de pintar

Pinturas, temperas, rotúladores… Pintar es uno de los juegos más sencillos que existen y que más les entretienen. Además les ayuda a potenciar su imaginación, su creatividad y la psicomotricidad fina. En los primeros años, contar con un escritorio tradicional en el cuarto es inservible, puesto que ni harán deberes ni les gustará sentarse en una mesa alta a la que no pueden acceder ellos solos.

Siempre insistimos en la importancia de tener todo a mano y que puedan ser ellos los que decidan cuando comenzar el juego, recogerlo, ir a la cama… Así que con el rincón de pintar de nuevo vamos a optar por muebles bajos de fácil acceso. Es decir, mesita y taburetes, algo sencillo pero mirad que bonito puede quedar.

 

Por supuesto, la decoración serán sus pequeñas obras de arte. Con un cuerda y unas pinzas pequeñas, podemos tener todos sus cuadros a la vista, ¡seguro que les encanta!

 

Al mismo tiempo, en Pinterest (donde si no) hemos encontrado algunas ideas para mantener el orden en esta zona. Lo más importante que ellos también sepan donde recoger las cosas y la importancia de mantener el orden una vez finalizado el juego. Debemos ayudarles a ser más independientes que a veces por ir con prisas lo hacemos todo nosotros.

 

Por último, como os comentaba el martes en la entrada colocar una pizarra también puede ser una idea genial. ¡Qué no pare la creatividad!

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.