Ideas para poner una pared de pizarra en casa

Seguro que todos recordáis a vuestras madres repitiendo aquello de en la paredes no se pinta. La verdad, es que el gotelé de mi casa hubiera dado para pocos inventos creativos, pero afortunadamente ahora SÍ podemos pintar en las paredes con pizarra.

Para los más pequeños es genial poder desarrollar su mente, la creatividad, dejar volar su imaginación… De solo pensarlo nos apetece a nosotros también coger algunas tizas y comenzar a dibujar sin parar. Por todos estos motivos, y porque quedan genial, podemos adquirir una gran pizarra para poner en su zona de juegos o cerca del escritorio si ya son un poco más mayores.

 

Esta segunda alternativa, me parece genial para que puedan tener su plan de estudio al vista, sus horarios y aprendan a organizarse mejor. De hecho mi sueño sería poder tener una en la cocina con el menú semanal, lista de la compra y eventos familiares.

 

 

También son geniales para completar las llamadas paredes de organización con percheros, cuelgallaves, repisa para las cartas y pizarra para no pasar por alto nada. Este tipo de paredes las podemos hacer en el recibidor sin contamos con espacio y es una de las formas más sencillas de tener organizada a toda la familia.

Lo bueno de comprar la pizarra, en lugar de pintar la pared directamente, es que tenemos el espacio más delimitado y nos aseguramos de que nuestros pequeños pintores no caigan en tentaciones de continuar con la obra de arte por el salón. Además podemos moverlas de un cuarto a otro si queremos cambiar la decoración.

Por todo ello y con la vuelta al cole, las pizarrras se van directas a mi wishlist. ¿En qué estancia de la casa os gustan más?

 

 

 

 

Un comentario en “Ideas para poner una pared de pizarra en casa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.