Cómo elegir la mejor luz para maquillarse

Para conseguir maquillarte con éxito como una profesional sin duda es fundamental contar con la luz y la iluminación adecuadas. En este artículo te presentamos algunos consejos, tips y recomendaciones que deberías seguir para poder escoger la mejor luz para maquillarte y conseguir estilismos únicos.

La luz natural

Si te estás preguntando qué tipo de luz es mejor para maquillarte debes saber que la luz natural es sin duda la mejor alternativa. La luz del sol es la mejor opción a la que puedes optar, si tienes posibilidad, para aplicarte el maquillaje ya que es una luz clara y uniforme que te permitirá maquillarte sin sombras. Además la luz del sol también te permite ver si los productos no se han adaptado a tu piel, difuminado u homogeneizado de forma eficiente. Asimismo, también podrás maquillarte, si no tienes posibilidad de hacerlo en exteriores, muy cerca de una ventana en casa usando un espejo de mano para que la luz del sol ilumine tu rostro.

No uses luces muy potentes

Por otro lado, como la mayoría de personas no tenemos acceso a las luces naturales o a la luz del sol, es importante que a la hora de elegir las luces para maquillarte, como leemos en DiariodeArousa, no utilices la luz del sol, porque este tipo de luz suele ser excesivamente potente y en muchos casos, al usar estas luces tan brillantes lo que conseguimos es ponernos demasiado maquillaje porque no nos vemos bien, con lo que no son la mejor opción, sobre todo si quieres conseguir un maquillaje profesional pero discreto.

Siempre iluminación de calidad

También es fundamental seleccionar siempre luz de calidad. Esto puede parecer una simpleza, pero si haces caso omiso a esta recomendación debes saber que el índice de reproducción cromática o el CRI alto es muy importante, porque garantizará que la luz que vas a usar reproducirá todos los colores naturalmente y sin distorsiones. Basta con elegir iluminaciones con un CRI mayor de 80. Esto es mucho más importante de lo que crees porque de lo contrario, verás los colores de una forma en el foco y cuando salgas a la calle te darás cuenta de que te has maquillado con unos tonos totalmente diferentes a lo que imaginabas.

Nada de fluorescentes ni luz amarilla

Dos de los enemigos principales del maquillaje profesional son, sin duda alguna, los fluorescentes y las luces de color amarillo. Los tonos amarillos te harán ver de color cetrino y por tanto te pondrás el maquillaje en cantidades que no serán las adecuadas para ti. Asimismo, los fluorescentes son, según los expertos, unas luces horribles que distorsionarán al máximo todos los colores.

No uses luces cenitales

Muchas veces, tanto en los cuartos de baño como para maquillarnos en cualquier otro espacio nos empeñamos en usar luces cenitales y no son la mejor alternativa para maquillarnos. Si solamente tenemos un punto de luz que nos ilumina desde arriba éste nos deslumbrará y no nos permitirá maquillarnos como profesionales. Para ello, es mucho mejor usar diferentes puntos de luz o recurrir a la iluminación cruzada, por ejemplo, ubicando una fuente de luz cerca de cada espejo o a los dos lados del espejo si éste tiene un tamaño grande.

Luces opal

Por último te recomendamos seleccionar siempre lámparas, luces y bombillas que cuenten con acabados opales. Este tipo de luces, cómo son translúcidas, tamizan al máximo la luz y reducen sus reflejos para que esta luz sea mucho más uniforme y además nos permiten evitar los deslumbramientos.

3 comentarios en “Cómo elegir la mejor luz para maquillarse

  1. Los tocadores necesitan de mucha luz porque son lugares donde ver o no el detalle marca la diferencia. Si te estás maquillando o depilando, es importante ver hasta el último pelo para tener un acabado perfecto. Para ello iluminar bien tu tocador, existen muchas lámparas de mesa perfectas para ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *