Mascarillas caseras para el pelo hechas con pocos ingredientes

Detecta qué es lo que tu pelo necesita y coge todo de tu nevera... Algunas las querrás probar, te lo decimos por experiencia

Ver todas las fotos
  • 1 de 13

    Yema de huevo + aceite de oliva

    Esta es la más común de todas y ayuda a recuperar la fuerza de tu melena gracias a la yema de huevo al mismo tiempo que aporta suavidad y brillo por el aceite. ¿Quién no desea una melena así?

    Para hacerla te bastará con dos yemas, dos cucharadas de aceite de oliva y una taza con agua para mezclar todo. Aplícala sobre el pelo seco y deja actuar durante 30 minutos. Después aclara con agua fría y lava con tu champú habitual.

  • 2 de 13

    Harina de maíz + tomate

    Esta es nueva también para nosotros pero garantiza suavidad en cabellos finos, así que no nos faltan ganas para ponerla a prueba. El tomate ayuda a eliminar las células muertas y ayuda al crecimiento.

    Haz una masa con un tomate maduro y rojo con dos cucharadas de harina de maíz y aplícala sobre el cabello húmedo. Deja actuar por 30 minutos y lava con champú. Nota importante: no uses acondicionador, esta vez no lo necesitas.

  • 3 de 13

    Plátano + miel

    ¡Un chute de energía! El plátano ayuda a fortalecer el pelo mientras que la miel lo hidrata suavemente.

    Solo necesitas dos cucharadas de miel y medio plátano (el resto te lo puedes comer de desayuno). Aplica desde la raíz hasta las puntas y deja actuar durante media hora antes de aclarar.

     

  • 4 de 13

    Vinagre de manzana + menta

    Esta mascarilla es más como una infusión y es ideal para proteger tu melena del sol extremo de la playa, pero te adelantamos la receta para que la consideres.

    Agrega una taza de agua y otra de vinagre de manzana y ponlos a hervir. Después añade 20 hojas de menta, 20 de rúcula y 4 cucharadas de zumo de limón. Espera que suelten todas sus propiedades, cuela y deja enfriar. Vierte este líquido en un pulverizador y aplícalo sobre el cabello húmedo y aclara después de dejarlo actuar por 20 minutos. Y cuando llegue el verano, te lo llevas de viaje contigo a la playa.

  • 5 de 13

    Aloe + limón

    ¿Tienes problemas de caspa? Tenemos tu solución. El aloe aporta brillo extra a las fibras, mientras que el limón purifica, elimina malos olores y funciona como conservante en la fórmula.

    Para hacer esta mascarilla, extrae el gel de hoja de aloe vera y mézclalo con limón en una licuadora. Úsala sobre el pelo limpio y deja actuar por 20 minutos. Aclara con agua fría y, si sientes residuos, usa champú. ¡Notarás el pelo con mucho más brillo!

    Si además quieres luchar contra la caída, agrega a esta mezcla aceite de cedro.

     

     

  • 6 de 13

    Leche + miel

    Esta mezcla es reparadora e hidratante, ideal para pelo seco y/o dañado. La miel tiene muchos beneficios, como la cicatrización y reparación de tejidos y, mezclada con la suave e hidratante leche, se convertirá en una mascarilla de 10.

    Necesitas una taza de leche, media de miel, dos cucharadas de zumo de limón y una yema de huevo. Aplica sobre el pelo mojado, espera 20 minutos y lava a profundidad con champú.

  • 7 de 13

    Mayonesa + aceite de oliva

    Atención, melenas rebeldes, hasta aquí habéis llegado. Con la hidratación del aceite de oliva y la densidad de la mayonesa para reforzar las cutículas capilares tendrás una melena super domable.

    Mezcla una cucharada de aceite de oliva con dos de mayonesa y un huevo. Agrégalas de medios a puntas y cubre con un plástico o toalla para mejorar su acción. Espera 20 minutos antes de lavar con champú.

  • 8 de 13

    Huevo + limón

    A lo mejor piensas que las melenas con tendencia grasa no necesitan hidratación. Pues sí la requieren y, además de eso, exigen un poco de control de producción de sebo… Por eso el huevo y el limón son los superhéroes de este tipo de pelo.

    Para olvidarte de esta pesadilla necesitas el zumo de un limón, un huevo y una cucharadita de sal. Aplica la masa en tu pelo y déjala actuar durante media hora, después, aclara y lava con champú para retirar cualquier residuo.

  • 9 de 13

    Plátano + aguacate

    Dale al pelo dañado una segunda vida con esta mascarilla capilar. El daño puede ser por el  sol, contaminación, calor de utensilios de peinado u otros factores que debilitan la estructura del pelo llegando a romperse, en los peores casos.

    Con este par de deliciosos alimentos y 3 cucharadas de miel podrás recuperarlo instantáneamente. Agrega de medios a puntas, espera 20 minutos y aclara con agua fría. ¡Pelo no, pelazo!

  • 10 de 13

    Yogur + limón

    Limpieza profunda e hidratación desde tu nevera. Mezcla un yogur natural con dos cucharadas de zumo de limón y dos claras de huevo para dar más consistencia.

    Si tienes el pelo opaco, esto es para ti ya que recupera el brillo. Mezcla todos los ingredientes y aplica de medios a puntas sobre el cabello húmedo o seco dejando actuar entre 30 a 40 minutos. Finalmente lava con champú.

  • 11 de 13

    Aguacate + aceite de almendras

    Esta mascarilla capilar va dirigida a las que tienen problemas de encrespamiento. Con este dúo ayudarás a nutrir las puntas y a hidratar.

    Necesitas: una aguacate maduro, una cucharada de aceite de almendras y una yema de huevo. Aplícalo en todo el pelo y deja actuar 15 minutos antes de lavarlo con champú y agua tibia.

  • 12 de 13

    Yogur + fresas

    Esta es una de las mascarillas caseras para el pelo que te querrás comer antes de usarla. Es de nuestras favoritas ya que algunas de la redacción sufrimos de tener el cabello fino y débil (además nos encantan las fresas).

    Con esto recuperarás la fuerza y energía que tanto buscas gracias a las propiedades exfoliantes de la fresa y la hidratación del yogur.

    Busca 8 fresas y machácalas junto a medio yogur y, como plus, una cucharada de miel. Aplica en todo el pelo y masajea como si se tratase de un champú y deja actuar durante 20 minutos. Finalmente aclara con agua fría. ¡Qué delicia!

  • 13 de 13

    Mayonesa + fresas

    También encontramos esta variante que, además de hidratar, da fuerza y suavidad gracias a la consistencia de la mayonesa, además de dar peso y energía al pelo.

    Machaca 12 fresas con una cucharada grande de mayonesa y masajea el cuero cabelludo. Sigue el mismo procedimiento que la mascarilla anterior, et voilà!