ONE + ONE

Hoy hace exactamente 365 días que dos torbellinos de ojos azules entraron en nuestras vidas y las cambiaron para siempre. Manuel y Mario. Qué diferente ha sido todo con vosotros. Un embarazo lleno de miedos pero que, afortunadamente, terminó de la mejor forma posible. Unos primeros meses en los que no sabía si tiraros por la ventana o tirarme yo misma. Y, poco a poco, nos fuimos entendiendo y queriendo más, y más, Y MÁS… Hoy, me maravilla observaros. Tan iguales, tan distintos. Y lo más fuerte es que sois tal y como yo os sentía cuando estabais en mi barriga. Manuel es tranquilo, brutote, tragón y siempre con la sonrisa en los labios. Mario es un rabo de lagartija que no para, igual de alto que Manuel pero un poco más delgado, algo tímido y de sonrisa y gestos delicados. Me encanta cuando jugáis juntos y os reís de cosas que sólo vosotros dos entendendéis. Pero todavía me gusta más cuando veo cómo queréis a Mateo y cómo os quiere él a vosotros. Asumo que vais a zurraros muchas (MUCHÍSIMAS!) veces en los años que están por venir pero sé que vais a hacer un gran equipo que espero que os dure toda la vida. Manuel y Mario. Qué miedo nos daba vuestra llegada pero qué felices somos ahora con vosotros. Sabemos que tenemos por delante muchos años de locura pero creo que ya hemos aprendido a manejarnos más o menos bien y, aunque sigue habiendo momentos en los que seríamos nosotros, vuestro padre y yo, los que nos tiraríamos al suelo a llorar y patalear, sabemos que estos años no volverán y hemos de disfrutar de todas las cosas buenas que ha traído consigo esta locura. Feliz cumpleaños, peques. No es que os queramos por dos. ¡Es que os queremos infinito!

4 comentarios en “ONE + ONE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *