M&M’S ROOM

POR FIN, más de un año después de nacer, Manuel y Mario tienen su propia habitación en casa. Y es que, aunque pueda parecer un cambio sencillo el quitar nuestro antiguo estudio en casa y colocar dos cunas y una librería, destrás de este cambio ha habido muuuuucho más. ¡Miniobra en casa incluida! Y es que en esta habitación hay un armario empotrado bastante grande que hasta hace nada estaba lleno hasta los topes de ropa mía y, para poder dárselo a Manuel y Mario, decidimos transformar un antiguo trastero en un minivestidor y conectarlo a nuestro dormitorio. Además, tuvimos que conseguir sitio para las cosas que antes guardábamos en el estudio, un lugar para el ordenador… No sabéis las vueltas que le hemos dado a la historia y lo pesado que se nos ha hecho compaginar el trabajo que esto ha supuesto con nuestra loca vida como familia numerosa. Lo importante es que finalmente pudimos con ello y estamos encantados. Nuestra casa ha demostrado una vez más que, a pesar de no ser muy grande, tiene una capacidad enorme y nos hace muy felices el poder continuar viviendo aquí pese al cambio que supuso para nosotros el tener tres hijos en lugar del “plan inicial” de dos. De momento, Mario y Manuel utilizarán este dormitorio que hoy os presento en detalle y, en el futuro, tiraremos el muro que ahora mismo separa su habitación de la de Mateo y así poder dar forma a un gran espacio de juego, estudio y descanso para los tres. Aunque todavía faltan algunos años, la verdad es que lo tengo ya bastante pensado y creo que será una pasada. Pero bueno… ¡No empecemos la casa por el tejado! Mejor os cuento primero cómo se fue desarrollando el miniproyecto de la habitación de Manuel y Mario.

Lo primero que tuve claro fue la paleta de colores. Al igual que hice con la habitación de Mateo, elegí una base neutra en blanco, negro y gris que se completaría con pinceladas de un color más vivo. En el caso de Mateo fue el mint y, para Mario y Manuel, el tono elegido fue el mostaza.

A nivel distribución, desde el primer momento fue obvio que las cunas irían colocadas en modo tren a lo largo de la pared principal (la que no tiene el armario) y para eso necesitaba encontrar un modelo rectangular (para poder encajar bien una cuna al lado de la otra) y, a poder ser, con un tamaño que nos permitiera usarla durante bastante tiempo. Vi que en la sección de cunas de Kenay tenían varios modelos que se ajustaban a lo que necesitábamos y, finalmente, me decanté por el modelo Nordic de 70x140cm con la base de madera lacada en blanco + barrotes y patas en madera natural. Me encantó su sencillez, su ligereza y el toque cálido de la madera. Además, como mide casi como una pequeña cama, cuando los bebés crezcan, quitaremos el panel de barrotes lateral y podrán seguir utilizando la estructura hasta que los pasemos a su habitación “de mayor”.

También tenía claro que completaría las cunas con unos doseles de lino de la marca Numéro 74; que siempre compro en Smallable. Estas piezas generan una sensación muy acogedora para los bebés y, visualmente, aportan un toque muy especial. Mateo usó dosel hasta bien mayor porque le encantaba esa sensación de “casita” y quise repetir la experiencia con sus hermanos. Dentro de los doseles, unos móviles de nubes y estrellas de @esepebabies y, como ropa y complementos de cama, sábanas y protectores también de lino gris de Numéro 74, unos cojines étnicos de H&M home y otros ilustrados por @amayadeeme

Otro punto importante de la habitación es el papel pintado. Desde el principio me pareció necesario poner el acento en la pared de las cunas y, para eso, nada mejor que un papel discreto y no muy oscuro (ya que la habitación no es nada grande) pero que tuviera un encanto especial. El modelo “estrellas geométricas” de Motif era exactamente lo que estaba buscando. Un diseño sencillo, atemporal que embellece el espacio sin empequeñecerlo.

Para terminar la pared principal, elegí unos estantes para cuadros de IKEA (que hasta dentro de bastantes meses no estarán al alcance de los niños) en los que colocar detalles especiales como la lámina Pingüino de Vontrueba, la lámina personalizada de Anthologie de Papier, los nombres de crochet de Mes Petits Pompons

En el otro lado de la habitación, justo en el hueco que deja el armario empotrado, una librería String (que encargué por catálogo en Kenay Home) cuya forma y contenido irá evolucionando con el tiempo. De momento, he colocado tres estantes y un mueble de cajones pero tengo algunos estantes de reserva, un módulo de escritorio… ¡Hay mil posibilidades! Tenía muchísimas ganas de incorporar este sistema en casa y ahora lo he hecho por partida doble; en la habitación de los peques y también en la nuestra. En la librería, algunos detalles decorativos, una lamparita sin cable, su libro de bautizo…

Muchas de vosotras me preguntáis, y con razón, dónde guardamos en casa los juguetes y los libros de los niños ya que no están a la vista en sus habitaciones. Aprovecho el post para contaros que, al tener dos plantas, los peques suelen jugar en la planta principal (la del salón + comedor + cocina) y a sus habitaciones bajan para dormir y poco más. Es por eso que la planta realmente preparada para ellos, tanto a nivel almacenaje como seguridad, es en la que pasan la mayoría de su tiempo. En una zona del salón, tenemos los baúles de los juguetes, las librerías con sus cuentos, sus pinturas… Como podéis imaginar, nuestro peques hacen lo mismo que cualquier niño y por eso, como todos los padres, vamos adaptando nuestra casa en base a sus necesidades y, en la medida de lo posible, intentando que el conjunto quede lo más cómodo y bonito posible. ¡Espero que os guste tanto como a mí el resultado de la pequeña habitación de Manuel y Mario! Un besazo enorme y feliz finde :)
























15 comentarios en “M&M’S ROOM

  1. Precioso! Y siempre provocando en l@s demás replantearse la utilidad de cada habitación en casa jeje
    Yo también tengo 3 niños y 2 plantas, pero he adaptado sus habitaciones y el hall que comparten sus habitaciones para que jueguen y se explayen!! De verdad que admiro a los padres que tienen la zona de juegos en el salón..! Yo me desespero cada vez que veo un juguete en la alfombra, en el sofá o alrededores…

    Continúa dándonos tantas ideas que con tu conocimiento de arquitectura siempre nos iluminas 👐🏼

    Besos

  2. Qué dormitorio mas hermoso. Me encantaron todo los detalles y los tonos de color. Se respira armonía y paz en la habitación. Enhorabuena por los resultados. Tus peques estarán encantados. Besos!

  3. que bonita y cálida habitación para los peques. Me encanta el papel pintado y los detalles de cojines y mantas en lino moztaza (chulada de color!!!) y las peluditas de lana. Que hermoso gusto tienes al combinar tu ya conocido estilo nórdico con piezas más bohemias. Felicidades Maca!!!

  4. Hola Maca! Me he enamorado de la libreria string pero no soy capaz de encontrarla en la web de kenayhome, puedes ayudarme?
    Me encanta tu blog, es pura inspiración!

    1. ¡Hola Rocío!

      La librería STRING no aparece en la web porque la pedí por catálogo. Si consultas en tienda o por mail, las chicas de Kenay podrán darte más detalles. ¡Un abrazo y muchas gracias!

  5. Hola Macarena! He comprado el mismo papel geométrico de motif para la habitación de nuestra bebota. Nos está costando la vida ponerlo. A tí te lo ha colocado alguien? O lo habéis colocado vosotros? Me puedes decir algún truco? O nos puedes decir quien te lo ha colocado (somos de valencia también)? Muchas gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *