Contouring paso a paso

Cómo realizarlo de forma profesional desde casa

Ya son varios años lo que lleva esta técnica de maquillaje entre nosotras ¡y no es para menos! Gracias al contouring puedes disimular y resaltar partes de tu rostro e incluso llegar a cambiar su apariencia. Hay a quien no le gusta aplicar esta técnica en su día a día y hay quien la usa hasta para comprar el pan. Seas del bando que seas, ¡no te pierdas nuestros consejos para ser una experta del contouring paso a paso!

En primer lugar es importante saber algunos trucos generales para llevar a cabo este método beauty de la mejor manera posible:

  • Ya que vas a aplicar gran cantidad de producto, lo mejor es que uses como base una BB Cream que te de una sensación ligera al rostro.
  • La textura de los productos que utilices también variarán el resultado final: crema, polvo, fluido…
  • Si vas a utilizar brocha para aplicarlo, la mejor elección será una brocha biselada.
  • ¡Difumina todo a la perfección! El objetivo es que se aprecien las sombras y luces en tu rostro pero sin que sean evidentes los cortes.
  • Si quieres lograr una mayor duración no olvides el último paso: aplicar polvos traslúcidos por todo el rostro.
contouring paso a paso
Fuente: loreal-paris.es

Cómo hacer el contouring dependiendo de tu rostro

Redondo

La “corrección” más común para las personas con la cara redonda es alargarla. Por eso, el primer paso será aplicar el tono oscuro en los laterales del rostro para afilarlo. El iluminador concéntralo en el tabique de la nariz, el centro de la barbilla, la frente y un triángulo invertido en la zona de la ojera. En cuanto al colorete, aplícalo en la zona central de las mejillas y difumínalo hacia las sienes.

Cuadrado

Este tipo de rostros se caracterizan por tener unos rasgos muy marcados, por lo que la intención suele ser querer suavizarlos. En este caso, el tono oscuro se distribuirá en sienes, mejillas y por encima de la mandíbula. El iluminador ponlo en el arco inferior de las cejas, el centro de la barbilla y debajo de los ojos en forma de triángulo invertido (al igual que en el caso anterior). El colorete ponlo de manera concentrada en la zona central de las mejillas, sin difuminarlo hacia los extremos.

Ovalada

Si tu rostro es ovalado debes saber que según los profesionales es el rostro más fácil de maquillar. Esto te deja una mayor libertad de improvisación, pero nosotras te contamos lo que se suele hacer de manera más común con el contouring para estas facciones. El tono oscuro se aplica a los lados de la cara haciendo un “3” que conecte sien, mejilla y barbilla. El iluminador se distribuye por la zona “T” y las ojeras. Por último, el colorete difumínalo en pequeña cantidad y de las mejillas hacia las sienes en sentido ascendente.

Corazón

Este tipo de tez se caracteriza por tener la frente más ancha que la barbilla y esta puntiaguda. Difumina el tono oscuro desde la sien hasta las mejillas. El  iluminador en el centro de la frente, los lados de la mandíbula y el centro de la barbilla. Termina aplicando el colorete en las mejillas en la zona más cercana a la zona de las ojeras.