LA VIDA AMOROSA ES COMO CONDUCIR EN CARRETERA

 

El otro día mientras conducía me vino a la mente una analogía que me hizo bastante gracia. Se trata de las similitudes que he encontrado entre las relaciones de pareja y las situaciones que experimentamos en carretera. Hay 3 factores que afectan a ambos dos: ritmo, seguridad/confianza y dirección. En este post voy a ilustrar como afectan cada uno de estos factores a las relaciones de pareja utilizando la conducción en carretera como analogía.

 

Cuando aprendes a conducir y estás preparado para salir a carretera, es un momento muy emocionante y a la vez un momento que da un poco de miedo porque no sabes muy bien como funciona. Probablemente las primeras veces decides seguir las indicaciones al pie de la letra, pero aun así, tarde o temprano se dan una serie de situaciones:

  1. Las veces en las que estas circulando por la izquierda para adelantar y se te pega un coche al trasero porque va a un ritmo mas rápido que el tuyo. En este momento te agobias. Al principio intentas acelerar un poco más para ser menos estorbo pero al final, en cuanto encuentras el momento, te apartas y vuelves a tu ritmo ideal, con el cual te sientes cómodo.

Aquí vemos que la situación se ve afectada por el ritmo.

  1. Las veces que, en cambio, tu circulas por la izquierda para adelantar y te encuentras delante a un coche que va a un ritmo, más lento que el tuyo y no te deja seguir a tu aire. En este momento te frustras. Intentas llamar su atención y le haces las largas, te acercas a su trasero… cualquier cosa hasta que consigues volver a tu ritmo ideal.

Aquí vemos que la situación se ve afectada nuevamente por el ritmo.

  1. Las veces que vas a tu ritmo ideal y te encuentras delante con alguien que va a tu mismo ritmo. Que cómodo! Ahora puedes tomarlo de referencia y olvidarte un poco del marcador de velocidad. De repente, ves que a pesar de haber pasado una señal de radar e ir a una velocidad superior a la permitida el coche no aminora su ritmo. En este momento te empiezas a sentir inseguro. A lo mejor este conductor no es tan fiable como pensabas. Quizá es mejor que deje de tomarlo como referencia y me vuelva a concentrar en el marcador de velocidad y en las señales de tráfico por mi cuenta.

Aquí vemos que el ritmo es el mismo pero afecta la poca seguridad que experimentas siguiendo al coche de delante.

  1. Las veces que además de encontrarte delante a un coche que va a tu mismo ritmo, aminora la marcha cuando debe. Aquí te sientes súper a gusto. Jackpot! ahora puedes relajarte completamente, pero de repente este coche toma la salida 21, y tu supuestamente no debes desviarte hasta la salida 42… En ese momento sientes frustración y rabia. A ver si vuelves a encontrar a otro en el camino.

Aquí vemos que coincide el ritmo, seguridad/confianza pero no coincide la dirección.

  1. Por último están las veces que, además de coincidir en ritmo y seguridad/confianza, lleváis la misma dirección. En ese momento es cuando experimentas el mejor y más cómodo de los viajes.

 

Con esta analogía quiero reflejar que en la vida y en las relaciones estos tres factores (ritmo, seguridad y dirección) son ineludibles, además de que los 3 deben darse a la vez para que funcione.

Tiene que haber un mismo ritmo para que no exista ni agobio ni frustración, se tiene que dar la confianza y la seguridad para manteneros estables y se tiene que llevar la misma dirección.

En el momento en que una de estas tres se tambalea, la pareja se ve puesta a prueba y para conseguir volver a la situación ideal es necesario mostrar flexibilidad. A lo mejor tomar la salida 21 te lleva a un sitio inesperado y precioso. A lo mejor dejar de atosigar al de enfrente te ayuda a conducir de manera mas sosegada y disfrutas más del paisaje…

En resumen, busca el ritmo con el que estés cómodo, la seguridad necesaria para estar tranquilo, la dirección que te haga sentirte realizado y cuando sea necesario se flexible, así conseguirás llegar al más feliz de los finales acompañado.

 

Os mando mucho amor,

 

 

Artículos relacionados

11 comentarios en “LA VIDA AMOROSA ES COMO CONDUCIR EN CARRETERA

  1. Y cuando llevas mucho tiempo con el mismo ritmo y misma dirección aparece el riesgo del aburrimiento…sueño…..y comienza a fallar la seguridad!! Qué complicado el equilibrio, no??
    Me encanta como escribes! un besazo, Clo!

  2. Me ha encantado los símiles que has encontrado y como lo analizas. Creo que te voy a poner de ejemplo cuando alguna amiga o yo misma me encuentre en algún momento así.
    Y tanto al conducir como al querer, prestaré más atención de la que ya muestro.
    Gracias
    Xoxo

  3. Sabes como es mi día a día. Sabes que no paro ni para respirar. Y me he encontrado con tu post en FB y confieso que he pensado “bah, lo leo en diagonal y así veo de qué va el asunto”.
    EN DIAGONAL.
    No pensaba leerte con puntos y comas.
    Qué bonito y qué verdad lo que dices.
    Eres especial tu eh? Buena, guapa, lista y sabia. Un gusto tenerte de amiga.
    Besos, Clau, y muchos éxitos, siempre
    XX

  4. Eres un gran descubrimiento para mí desde hace poquito y prometes mucho … tienes muchas cosas buenas que aportar . Gran comienzo con el blog , sigue así y no caigas en lo fácil y popular . Suerte 🍀

  5. “I like the valuable information you provide in your articles. I’ll bookmark your weblog and check again here frequently. I am quite sure I’ll learn plenty of new stuff right here! Best of luck for the next!”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *