Sarah Jessica Parker zapatos de tacón

El truco de Sarah Jessica Parker para aguantar los zapatos de tacón

Si hay alguien que sepa cómo llevarlos y estar con ellos durante horas, es ella.

por StyleLovely

La actriz Sarah Jessica Parker es una amante de los zapatos de tacón. No sabemos si su personaje en Sexo en Nueva York, donde interpretaba a una fanática de los tacones, influyó en su vida real pero el hecho es que este tipo de calzado es su sella de identidad. Además de tener en su haber varias colecciones de calzado y vestidos, Sarah Jessica nos quiere solucionar nuestros problemas de primer mundo aconsejándonos sobre cómo lucir los zapatos de tacón sin morir en el intento.

Sobrevivir a los zapatos de tacón

Y el truco que nos ofrece no es tan glamuroso como te imaginas… ‘Yo le cuento a la gente: “Cuando vayáis a un restaurante descálzate sutilmente bajo la mesa. Cuando estés en la oficina, haz lo mismo bajo tu mesa. Cuando vayas a recoger a tus hijos al colegio, si puedes descalzarte mientras les esperas, hazlo”, ha contado en una revista a un medio inglés. La idea es descalzarnos en la más mínima oportunidad. También ha comentado que, independientemente que tu zapatero este lleno de Manolos, como de zapatos de tacón made in Inditex, el dolor de pies afecta por igual: “Da igual lo caros que sean los zapatos que lleves, si pasas mucho tiempo de pie con ellos, acabarán doliéndote los pies”. Este truco parece algo complicado de seguir pero ¿quién no ha deseado llegar a casa después de un día subido a unos zapatos de 10 centímetros para descalzarse y liberarse?

Sarah Jessica Parker tacones
©Gtresonline/ La actriz no renuncia nunca a los zapatos de tacón
Share
Tweet
2 comentarios

2 comentarios en “El truco de Sarah Jessica Parker para aguantar los zapatos de tacón

  1. Pues hombre, como el zapato vaya cogido al tobillo lo veo difícil jejejeje, igual lo de descalzarse no se nota pero lo de desabrocharlo seguro que sí :). De todas formas, yo esto también lo he intentado y una vez que me los quito parece que me duelen hasta más los pies, como que no quieren volver ahí adentro jejeje. Un saludo 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *