Cómo evitar (o superar) la depresión postvacacional

Las claves para afrontar con energía la vuelta a la rutina

por StyleLovely

Después de unas maravillosas vacaciones en las que nuestra mayor preocupación ha sido divertirnos y disfrutar, la vuelta a la rutina puede resultar dura. Tantos días sin responsabilidades, sin estrés, sin prisas… son muy buenos para desconectar y recargar pilas pero, a la vez, pueden convertirse en un arma de doble filo. Y es que, la vuelta a la realidad en ocasiones se nos puede hacer muy cuesta arriba y caer en lo que llaman depresión postvacacional. Seguro que te suena y que, de una forma u otra, la estás viviendo o la hayas vivido en tu propia piel. Si es así, toma nota porque te contamos cómo la puedes evitar a tu regreso a la oficina o, si ya has vuelto, cómo superarla.

Depresión postvacacional, ¿qué es y qué síntomas tiene?

La depresión postvacacional es el término por el que se denomina el estado de ánimo (bajo) que se produce en un trabajador al incorporarse a la vida activa después de un periodo de vacaciones. Este síndrome afecta tanto a nivel psíquico como físico produciendo un malestar genérico. Los síntomas son varios, tales como cansancio, fatiga, insomnio, dolores musculares, taquicardia, pérdida de apetito o sensación de ahogo. Los síntomas psíquicos, entre otros, son la irritabilidad, la falta de concentración, nerviosismo o tristeza. ¿Notas algunos de ellos?

Depresión postvacacional Síntomas
@GtresOnline

Claves para luchar contra el síndrome postvacacional

Si los síntomas de los que hemos hablado más arriba te suenan, es hora de que tomes cartas sobre el asunto. Y es que, aunque la vuelta a la rutina para muchos no sea plato de gusto, hay varias formas de salir airoso de esta situación y darle portazo al síndrome postvacacional. Organizarse bien, salir con los amigos, hacer deporte, buscarse nuevas ilusiones… Te damos las claves para que luches contra él y ¡venzas! Entra en nuestra galería y ¡descúbrelas!

Cómo superar la depresión postvacacional
© Unsplash
Share
Tweet
Comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *