¿Conoces las consecuencias de utilizar un protector solar poco eficaz?

Te contamos todo lo que tienes que saber sobre ello

La llegada del buen tiempo es sinónimo de largas horas de exposición al sol. Y, aunque en invierno también tenemos que protegernos de sus rayos, ahora es cuando nuestra piel necesita un extra de cuidados. Tanto la nuestra, como la de los más pequeños.

¿Sabías que 5 quemaduras solares durante la infancia duplican el riesgo de padecer cáncer de piel en la edad adulta? La piel tiene memoria por lo que debemos cuidarla desde niños.

Pero, ¿podemos usar para los niños los mismos fotoprotectores que para los adultos? La respuesta es NO, debido a que los peques tienen el sistema de defensa cutáneo inmaduro, presentando un 30% menos de espesor epitelial y una capacidad insuficiente para sintetizar la melanina (como mecanismo de defensa), lo que les convierte en personas muy vulnerables al sol.

La Dermatóloga Paloma Borregón, Doctora en Medicina CUM LAUDE por la Universidad Complutense de Madrid y reconocida divulgadora en medios y RRSS, insiste en la importancia de reforzar la protección durante la infancia, pues “el uso regular de fotoprotectores antes de los 18 años de edad puede reducir la incidencia del cáncer de piel hasta en un 78%“. El melanoma continúa su ascenso entre la población mundial, “los casos globales han aumentado casi un 50% situándose en 287.000 casos anuales en todo el mundo, y está demostrado que tener antecedentes de quemaduras solares en la infancia es un factor de riesgo para el desarrollo de melanoma”.

Sabiendo esto, lo importante qué es protegerlos, es necesario recurrir a productos de calidad como los de P20, la gama de protectores solares (para toda la familia) desarrollada específicamente para una duración prolongada. Te contamos por qué te gustarán:

  • Alta resistencia al agua y al sudor (máxima catalogación otorgada en Europa), incluso tras un baño de 80 minutos.
  • Protección UVB muy alta (FPS 50+) duradera, hasta 10 horas.
  • Filtro UVA 4 de última generación para pieles sensibles al sol.
  • Fórmula en crema ligera, fácil de extender y secado rápido (40 segundos).
  • Dermatológicamente probado con pruebas in vivo.
  • Libre de colorantes, perfumes y parabenos.
  • Acabado en la piel seco y nada pegajoso.

¿Has tomado conciencia de la importancia que tiene cuidar la piel desde que nacemos? No lo dudes y hazte con las fórmulas de P20 para ti y las de P20Kids para los más pequeños de la casa. ¡Disfrutaréis de vuestros planes de primavera y verano de la forma más segura!