Cómo entrenar boxeo en casa sin equipamiento

Uno de los deportes en los que se trabaja todo el cuerpo es el boxeo. Los principiantes pueden pensar que únicamente se trata de un entrenamiento en el que importa los golpes que damos con los puños, pero esto es solo el final de un movimiento que se inicia en la punta de los pies para luego tomar fuerza y energía en la cintura, llegando a los brazos y por último a nuestras manos.

Ahora que casi no podemos acudir a gimnasios ni centros deportivos, iniciarte en el boxeo en casa puede ser una excelente alternativa tanto para el cuerpo como para la mente, como leemos en este artículo de ElPeriodicoExtremadura sobre Ejercicio físico en casa para amenizar la cuarentena. En este artículo te vamos a explicar cómo entrenar boxeo en casa sin equipamiento, para que mejores tu condición física y tu técnica sin necesidad de gastarte nada y sin exponerte lo más mínimo al COVID-19.

Entrenamiento de sombra en boxeo

Se puede pensar que uno de los requisitos para entrenar al boxeo es tener un saco o un punching pero esto es falso. La mejor forma de entrenar la técnica que utilizan los grandes boxeadores del mundo es el denominado entrenamiento de sombra, que consiste en crearte un rival imaginario y enfocar todos los golpes hacia dicho adversario. Este entrenamiento es más difícil de lo que uno puede pensar, debido a que hay que estar muy centrado, pensar muy bien tanto en los golpes que uno está dando, en la forma de defenderse y claro está, en imaginar los posibles golpes que puedes recibir. Además de mejorar tu fortaleza, tu velocidad y movimientos, también te ayuda a prever los movimientos de tu rival con el fin de saber paralizarlos con antelación, mejorando cuando te enfrentas a un adversario en el ring.

Entrenar sin saco de boxeo

Es habitual que cuando uno empieza o quiere empezar a entrenar dentro del mundo del boxeo, quiera darle duro al saco para demostrar su fuerza, pero en este deporte eso no lo es todo. Tan solo hay que mirar ciertas películas de esta temática en la que el boxeador dedica mucho más tiempo al entrenamiento del cuerpo y de la mente, que a darle golpes a un adversario o a un punching. La técnica es algo esencial en este deporte, ya que con muy poco esfuerzo e incluso con muy poca fuerza conseguirás dar golpes más certeros y también más potentes. La velocidad y la resistencia lo es todo, y esto se consigue entrenando sin saco. A continuación, voy a decirte algunos de los ejercicios que podrás hacer tranquilamente desde casa, en el jardín de tu vivienda o incluso en un parque o la playa.

Focalizando un movimiento

Lo primero que te vamos a enseñar es que durante toda una sesión te centres en un tipo de movimiento. Esto te ayudará no solo a mejorar la técnica, ya que deberás concentrarte en como lanzas dicho golpe, sino que además estarás ejercitando los músculos que se ponen en funcionamiento para tal fin. Colócate en un espacio amplio, que puedas moverte libremente y en el que te sientas cómodo. Digamos que vas a entrenar en el día de hoy el gancho, tienes que imaginarte que tienes frente a ti a tu rival, primero haz el movimiento lento, para que vayas acostumbrando al cuerpo al movimiento que vas a realizar y también para que interiorices la postura. Recuerda que tienes dos brazos, algo que muchos boxeadores se olvidan y aunque es cierto que tendrás siempre más fuerza en uno que en otro, las mismas repeticiones que hagas con un brazo, hazlo con el otro, ya que es recomendable siempre entrenar todo el cuerpo por igual. Cuando hayas entrenado y el movimiento que hayas practicado te salga solo y a la perfección, será el momento de realizar otro nuevo, hasta que domines los movimientos básicos.

Velocidad de brazos

En este ejercicio lo que vamos a intentar es que tus músculos ganen la mayor potencia posible y esto se consigue con mucha velocidad. Una vez que ya tienes todos los movimientos y técnicas interiorizados, deberás de aplicar mayor rapidez en los golpes, algo que podrá hacer que tu rival caiga en muy poco tiempo al no tener tanta velocidad de reacción como tú. Lo que tendrás que hacer es centrarte en una técnica nuevamente, por ejemplo el directo al mentón. Deberás en sesiones de 1 o 2 minutos lanzar el máximo de golpes posibles, pero siempre mirando que los golpes que estás realizando se hacen bien y sin fallos. Aquí no solo acelerarás el corazón, quemando más calorías, sino que además los músculos se acostumbrarán a estos movimientos, se tonificarán y mejorarán notablemente. Haz varias series de golpes para después cambiar de técnica. Cuando menos te lo esperes, y siguiendo con el entrenamiento, te darás cuenta que estás ganando en resistencia, además de velocidad.

Juego de pies

Al igual que te hemos comentado antes, en la gran mayoría de películas de boxeo te hablan del juego de pies. Aunque lo más llamativo siempre sean los golpes con los puños, son las piernas y sobre todo los pies los que te van a ayudar a aplicar fuerza con el movimiento de cadera al puño, facilitando además la búsqueda de puntos débiles en el adversario, haciendo que el rival tampoco encuentre los tuyos y puedas ocultarlos con simples movimientos de un lado para el otro en el ring. Por este motivo, tienes que moverte sin pensar en los brazos, mueve los pies, baila sobre el suelo, como si quemara, incluso puedes pensar que estás huyendo de un rival muy fuerte y debes esquivar sus golpes. Una vez que has trabajado los pies de esta manera, es momento de ir añadiéndole golpes con los puños.

Enfréntate a tu propia sombra

Finalmente, después de realizar todos estos ejercicios una y otra vez, la mejor forma de ponerte a prueba es que te imagines un adversario que te va a golpear. Algunas veces los boxeadores se miran en un espejo de cuerpo entero para corregirse mientras están entrenando y pelean contra ellos mismos. Si no tienes uno de estos no te preocupes, simplemente ponte en medio de tu habitación o de la estancia en la que estés entrenando boxeo sin equipamiento y ve buscando los puntos débiles de tu sombra, pero no te dediques solo a soltar puñetazos como loco, recuerda que ese rival también te puede golpear, por lo que entrena la defensa si quieres ser un boxeador competente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *