Special occasion

DSC_0705
Hace un par de semanas tuve un evento especial, una boda civil. Considero que también hay que ir arreglado, a lo mejor no tanto pero sigue siendo un acontecimiento importante.

Para la ocasión decidí llevar un traje tweed inspirado en chanel y hecho a medida en Navascuès. Siempre había querido tener un traje de este tipo, un dos piezas que también funciona por separado. Lo más difícil fue elegir el color de la tela. Aunque está vez me decanté por el azul el amarillo fue mi primera opción, pero mi pelo a veces no me dejar elegir ciertos colores. Para completar el look unos zapatos con cierto aire «vintage» de Nine West y un bolso negro, un básico en nuestro armario, de Vera Blonde.

DSC_0723DSC_0699DSC_0708DSC_0696DSC_0717

3 comentarios en “Special occasion

  1. Eso de que a una boda civil «también hay que ir arreglado, a lo mejor no tanto pero sigue siendo un acontecimiento importante» resulta un pelín rancio, ¿no crees?
    De hecho, sin el trámite «civil», una boda por la iglesia (que debe ser la que importa) vale lo mismo que una por el rito gitano, budista o balinés.

    1. Hola María, gracias por tu comentario.
      Creo que te equivocas al sustraer de mis palabras un juicio de valor. Es un hecho objetivo que las bodas católicas, precisamente por su asociación con la tradición, suelen ser más rigurosas en el cumplimiento de las normas de etiqueta. Eso y no más es lo que yo he afirmado.
      Inferir de mis palabras que la boda por la Iglesia «debe ser la que importa» resulta algo desacertado. Yo misma me he casado hace unos días y lo he hecho en una ceremonia civil, fíjate hasta qué punto yerras en tu apreciación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *