NEW SKIN

Tras bastantes semanas de prueba y unos resultados alucinantes, hoy por fin os cuento el tratamiento que ha conseguido recuperar mi piel tras muchos meses de problemas y problemas. ¡Os lo cuento todo después del salto!

Los que seguís el blog desde hace tiempo sabéis que hace unos años tuve un brote de acné quístico que maltrató muchísimo mi piel (hasta entonces perfecta) pero que, afortunadamente, remitió tras un tratamiento cosmético y bastante paciencia. Conseguí que mi piel volviera a la normalidad pero unos años después (coincidiendo con los cambios hormonales del embarazo, parto, lactancia, etc) el acné volvió a hacer acto de presencia. Volví a recurrir al mismo tratamiento que tan bien me funcionó años atrás pero, no sé por qué, esta vez no me hacía efecto. Harta ya de tanta prueba, decidí pedir consejo a Mariche Correcher; toda una eminencia de la estética en Valencia y a la que, casualmente, conocía desde hace tiempo porque vamos a la misma peluquería (¡Un beso a mis chicas de AMM, por cierto!) XD Mariche me dijo que en su centro tenían el tratamiento perfecto para mí así que no me lo pensé dos veces. Se trata del Biopeeling de Neoderma.

El biopeeling es un tratamiento profesional basado exclusivamente en algas, aceites esenciales y extractos de hierbas. Mejora el riego sanguíneo estimulando la renovación celular y, además de tratar el acné, equilibra la piel, reduce cicatrices, hiperpigmentación y también arrugas gracias a estimular la generación de colágeno y elastina. Para potenciar los efectos del biopeeling (sobre todo en pieles «muy necesitadas como la mía2), lo ideal es combinar el tratamiento en cabina (que estoy repitiendo cada semana en el centro médico estético y cuyos resultados se notan al instante) con la utilización en casa de los productos complementarios de Neoderma que podéis ver en las fotos del post. He dejado todo lo que estaba usando antes para seguir las pautas del tratamiento a pies juntillas. Desmaquillante, tónico, sérum y crema hidratante (todo esto dos veces al día) y, un mínimo de dos veces por semana, una mascarilla que es una auténtica pasada y que deja una piel de terciopelo. A mí todavía me quedan algunas sesiones para terminar esta fase intensiva de tratamiento pero, desde luego, los resultados están mereciendo la pena. Hasta amigas que no sabían que me lo estaba haciendo notaron la diferencia. ¡Y eso que todavía me queda por mejorar! En resumidas cuentas, todo un «milagro» después de tantos meses de prueba/error. Mil gracias, Mariche, por hacerme ver la luz. Si vosotras también estáis teniendo problemas de este tipo, podéis consultar aquí más detalles del tratamiento. ¡Igual también es vuestra solución! ¡Un besazo enorme y feliz jueves! :)




5 comentarios en “NEW SKIN

  1. Hola Maca. Gracias por compartir. Yo también he tenido un problema parecido, el maldito acné adulto!

    Sabes- o sabéis- dónde pueden adquirirse estos productos ( por internet, estoy fuera de España).

    Gracias!!

  2. Hola,

    Me encantaria poder probar ese tratamiento pues yo también padezco acne quístico desde hace años y estoy un poco desesperada. No acierto con las cremas y los dermatólogos solo me aconsejan antibióticos. Eso lo mitiga un poco, pero en cuanto los dejo vuelven a aparecer.
    Me dices dónde conseguirlo?. Y dónde conseguir consulta con la doctora que te atiende. aunque no vivo en Valencia.

    Gracias mil.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *