SANTORINI

Santorini fue la primera escala de nuestro crucero pero, como esa primera bajada a tierra fue un poco agobiante y no sacamos ni la cámara, pensaba que no contaría con imágenes interesantes para publicar un post. Después de más de 24h de navegación, esa mañana amanecimos a orillas de esta preciosa isla volcánica y, al mirar hacia arriba desde la ventana del camarote, descubrí aquello con lo que tantas había soñado. Miles de casitas blancas e iglesias de cúpula azul encaramadas a la roca que se asomaban al mar justo por encima de nosotros. ¡Impresionante! Para explorar la isla, decidimos contratar una de las excursiones organizadas desde el crucero que nos llevaría en bus desde el puerto hasta Fira y Oia para pasear por estas dos localidades (las más conocidas) y que incluía un pequeño tour por la isla rematado por una bajada en funicular de vuelta hasta el puerto. La cosa pintaba bien ya que, con un calor tremendo, yendo con los tres niños pequeños y sin ningún carrito a causa de las omnipresentes rampas y escaleras, este recorrido guiado y en bus parecía la mejor de las opciones. Sin embargo, pronto nos dimos cuenta de que salir a la vez que toda la gente de nuestro crucero (y de algunos más) significaba formar parte de una immensa masa de gente que se mueve al mismo tiempo por todas partes; colapsando por completo unas localizades ya bastante llenas de por sí en temporada alta. Esto se tradujo en que caminar por las calles de Oia fuese casi imposible así que, después de asomarnos a un par de callejones y divisar los preciosos paisajes dignos de postal, decidimos sentarnos en una terracita a disfrutar de algunos cafés helados los mayores y una buena dosis de yogur los pequeños. Después, ya en Fira y tras más de una hora de cola (¡Muerte total!), pudimos subirnos al funicular que nos llevó hasta el puerto y, de ahí, vuelta a nuestro barco desde el que, ya sin agobios por fin, pudimos disfrutar de una puesta increíble. Después de esta experiencia, decidimos que en las siguientes escalas exploraríamos por libre intentando evitar las horas clave de desembarco de la mayoría de la gente. Esta decisión fue sin duda un acierto y, a partir de ahí, pudimos disfrutar más y mejor de nuestros siguientes destinos. Pese a este inicio de viaje algo a contrapié en el que ni sacamos la cámara, sí estuve haciendo algunas fotos con el móvil cuando podía y, aunque en ese momento pensé que serían un churro, al descargarlas he visto que no están tan mal y que, sin duda, son un bonito recuerdo de un lugar precioso y al que esperamos volver de forma más tranquila en el futuro. ¡Espero que a vosotros también os gusten! Un besazo grande :)





















8 comentarios en “SANTORINI

  1. Si es que a nosotros hace años, muchos años! también nos pasó lo mismo…Sólo que los móviles con cámara no existían aunque sí las cámaras digitales, jajaja. Aún así guardo un recuerdo estupendo de la isla y nos prometimos volver! Espero que sea pronto y sin acumulación de gente..
    Me encantan las fotos! Siempre sacando el ladp precioso de las cosas 😍. Mejórate pronto, guapa!

  2. Os aconsejo el sur de la isla. Nada que ver! Menos mal que teníamos nuestra base de operaciones allí. Fuimos a Fira y no duramos más de una hora 😅!

  3. Acabamos de benir de un crucero, y entre otros sitios pasamos por Santorini, y la verdad a nosotros no nos a gustado, a parte de hacer un calor insoportable, por lo tanto no volveremos, pero quiero contar algo que creo que es indignante, bien, el guía nos dice que tenemos dos opciones para bajar al puerto, una es bajar por el telesilla, pero tiene un incombeniente, y es que podemos tener que esperar una hora y media, y a pleno sol, y la segunda es bajar por una escalera que tenía 600 escalones y que nos encontraríamos en dicha escalera burros pa bajar y subir turista, y esto lo indignante, pues decidimos bajar por la escalera, y si no lo vemos no se puede creer, a parte de un olor insoportable por estar llena la escalera de escrementos y de orín, vimos que aproximadamente 100 burros en unas condiciones más que lamentables, asados de calor entre mierda y ni una vasija de agua, no entiendo como se puede consentir en un pais Europeo, tratar así a los animales a parte del desprestigio a nivel turístico, no se si hay algún partido animalista en Grecia, pero deben tomar cartas en el asunto

    1. Buenas noches, Julio. Pues sí; tienes toda la razón. Nosotros no vimos lo que cuentas porque bajamos por el funicular (tras una cola impresionante) pero efectivamente, eso es algo que no se debería consentir bajo ningún concepto. Un saludo

  4. Santorini e islas griegas, es precioso pero como cualquier ciudad masificada, se hace insoportable. Y los cruceros especialmente que invaden las ciudades de gente unas pocas horas. Aunque uno tiene que saber cuándo y dónde viaja. Seguro que podéis volver y reconciliar os con la ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *