CÓMO TOMAR LA DECISIÓN CORRECTA

Hola a tod@s,

 

Feliz vuelta de vacaciones. Hoy quería volver con un tema que considero bastante interesante ya que teniendo en cuenta que ha llegado septiembre (que al igual que enero es un mes de nuevos comienzos y de afrontar nuevos retos), es imprescindible tomar decisiones y, en muchas ocasiones, estas decisiones no son fáciles.

¿Cómo podemos conseguir tomar la decisión correcta? De la siguiente manera:

 

Para tomar la decisión que para ti es correcta es muy importante discernir entre lo que nos dice nuestro ego y lo que nos dice nuestra intuición. Soy consciente de que suena súper abstracto, pero espero que la explicación a continuación lo haga un poco más sencillo.

 

El ego es nuestra voz “aguafiestas”, esa que nos enumera una por una todas las cosas que pueden salir mal, la que intenta adivinar el futuro (siempre trágico) que nos espera si decidimos hacer esto o lo otro. Es una voz que está necesariamente vinculada con el futuro y que, por lo tanto, siempre provoca angustia/stress.

 

La intuición, por el contrario, es nuestra voz “sabia”, la que nos traslada mensajes en forma de visión, muchas veces incluso en nuestra manera de explicar el mensaje hablamos de haberlo visto: “¡Es que lo he visto!”.  Además, una de sus características que la hace inconfundible es que sea como sea el mensaje (sea o no lo que queremos escuchar) jamás nos genera stress o angustia, al contrario, la sensación es que una información se nos ha revelado y ahora somos más conscientes de la verdad y, por tanto, nos sentimos en paz.

 

Espero que os ayude para todas esas decisiones importantes que debéis tomar en estos próximos meses.

 

Os mando mucho amor,

Claudia

 

Artículos relacionados

5 comentarios en “CÓMO TOMAR LA DECISIÓN CORRECTA

  1. Gracias Claudia!! Aunq tengo localizada esa voz aguafiestas y la otra, leerte me ha dado fuerzas para un curso que quería hacer y no terminaba de decidirme. Un abrazo desde Tenerife.

  2. Hola!
    He caído aquí por casualidad, quiero decir, ni te conocía, ni sabía de la existencia de este blog, nada. Aunque creo firmemente que las casualidades no existen, encontramos lo que está alineado con nosotros y ese es el motivo por el que te he encontrado.
    Quiero darte las gracias por este espacio, por tu luz, por tu manera de ver el mundo, por la ayuda, por todo lo que vuelcas aquí. FELICIDADES Y GRACIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *