Cinco alimentos que ayudan a combatir el vientre hinchado

Deliciosos y con propiedades antiinflamatorias

Seguro que alguna vez te has notado el vientre hinchado tras una comida copiosa o después de ingerir determinados alimentos. Esto no son más que gases que se han formado en el intestino y que producen la molesta distensión abdominal, normalmente acompañada de síntomas como pesadez de estómago, dolor y flatulencias. Siempre y cuando no exista una intolerancia o enfermedad que explique la hinchazón, la falta de sueño, el sedentarismo y, sobre todo, la comida, son los principales factores a tener en cuenta. Sabemos de sobra los beneficios de dormir 8 horas y de practicar al menos 40 minutos de ejercicio moderado al día, pero no todo el mundo conoce cuáles son los alimentos que ayudan a combatir el vientre hinchado. Te mostramos algunos de ellos a continuación.

Raíces con efecto antiinflamatorio

El jengibre estimula y mejora la digestión, ayudando casi de forma inmediata a expulsar los gases intestinales. Rállala un poquito sobre tus platos antes de servirlos o hierve una porción y tómala después de comer.

La galanga es otra raíz emparentada con el jengibre prácticamente desconocida en España y muy típica en la cocina asiática. Se puede tomar sola o como base para sopas, siendo altamente antiinflamatoria.

Por otro lado, la raíz de regaliz es un alimento calmante y cicatrizante que ayuda a revestir el intestino inflamado, calma la acidez, el reflujo y mejora la digestión. Gracias a una sustancia llamada glicirrina, que tiene poder antiácido y antiinflamatorio, combate la formación de gases que provocan el vientre hinchado y el mal aliento.

Jengibre para combatir el vientre plano
Pexels

Alimentos probióticos y fermentados

Los alimentos probióticos son aquellos que contienen bacterias saludables como el Lactobacillus y las Bifidobacterium. Tomadas en cantidades suficientes, son clave para evitar el estreñimiento que favorece la producción de gases. Se encuentran en las leches fermentadas como el yogur o el kéfir, en las ciruelas umeboshi (que son ciruelas japonesas encurtidas), en el miso (semillas de soja fermentadas), en el chucrut (col fermentada con sal) y el kimchi (un fermentado vegetal de origen coreano).

Chucrut
Pexels

Frutas con enzimas digestivas

Sus beneficios son de sobra conocidos, sobre todo si se toman en las comidas. La fruta proporciona enzimas digestivas similares a las que fabrica el organismo para poder digerir los alimentos. Algunas de las mejores para evitar la hinchazón son la piña, los higos secos (o rehidratados), la papaya o el kiwi.

Papaya para combatir el vientre plano
Pexels

La alcachofa para combatir el vientre hinchado

Además de ser un plato polivalente y sabrosísimo que admite las más diversas preparaciones y recetas saludables, es una verdura con muchísimas propiedades. Al ser diurética, ayuda a combatir la retención de líquidos, a mejorar el tránsito intestinal y a evitar el vientre hinchado por el estreñimiento.

Alcachofas
Pexels

Especias y hierbas aromáticas

Lo que muchos no saben es que las hierbas aromáticas favorecen la producción de jugos gástricos, mejorando consecuentemente la digestión gracias a su acción eupéptica. Algunas tan comunes como el orégano, la salvia, el hinojo, la menta, el laurel o el anís estrellado, añadidos a guisos, estofados o salteados de verdura, se convertirán en auténticos aliados.

Igualmente, la canela es una deliciosa y efectiva fórmula para frenar la formación de gases intestinales. Se puede añadir a los postres o media cucharadita a una infusión.

Canela y especias
Pexels

Té matcha y roobois

El té matcha contiene un compuesto que ayuda a estabilizar el azúcar en sangre, cuyo exceso provoca la inflamación. El té rooibos también puede ayudar, ya que es el encargado de equilibrar el cortisol, una de las hormonas que se disparan ante el estrés y que, a largo plazo, causan inflamación y pueden provocar enfermedades.

Té matcha para combatir el vientre plano
Pexels

A tener en cuenta

Alimentos saludables como el brócoli, las alubias, las lentejas o la col son extremadamente saludables, pero al contener oligosacáridos tienden a producir más gases. Por eso, para disfrutar de un buen plato de lentejas o judías sin hinchazón de por medio es preferible dejarlas en remojo más de 24 horas o cocinarlas con una cucharada de bicarbonato. Las verduras, por su parte, habrá que cocinarlas más. Presta atención a la fibra, que también es buena siempre y cuando se tome en cantidades moderadas (unos 25-30 gramos al día). De lo contrario, podría provocar alteraciones en el intestino.