Lidia Maroñas: “No busques una piel perfecta, busca la mejor versión de tu propia piel”

La Dermatological Advisor de Sephora nos cuenta cómo cuidar nuestro rostro en tiempos de Maskné

Las largas estancias en casa, la mascarilla, la bajada de temperaturas, el cambio de rutina…Está claro que el 2020 ha afectado directamente a nuestra piel y las consecuencias son evidentes. De hecho, han surgido nuevos términos que nos permiten definir el comportamiento inusual que nuestro rostro desarrolla mes a mes. ¡Sí, el maskné es una realidad! Y, este año, ha supuesto un reto para la industria de la belleza, que evoluciona poco a poco hacia un futuro más sostenible con la intención de cuidar tanto de nuestra piel como del planeta. De todo esto y mucho más hablamos con Lidia Maroñas, Dermatological Advisor de Sephora en una charla exclusiva donde buscamos desmitificar la piel perfecta.

Lidia Maroñas dermatóloga entrevista cuidado facial
Lidia Maroñas

Llevamos unos cuantos meses hablando del Maskné. Como dermatóloga, ¿Cómo definirías este fenómeno?

Como la aparición o empeoramiento de las lesiones de acné asociado al uso prolongado de mascarilla, incluso en pacientes adultos que previamente no tenían problemas de piel.

¿Puede afectar a todo tipo de pieles?

Puede afectar a todo tipo de pieles pero suele ser más intenso en personas con la piel mixta o grasa, piel gruesa con el poro dilatado y pacientes con antecedentes de acné.

¿Estos brotes de acné o granitos pueden extenderse por todo el rostro o solo se desarrollan en la zona de la mascarilla? ¿Cómo hacemos para identificarlos?

Suele manifestarse en forma de un acné inflamatorio, similar al acné hormonal de la mujer adulta, con lesiones rojas dolorosas alrededor de la boca, las mejillas, la región mandibular y la parte alta del cuello, que tienden a dejar manchitas o cicatrices superficiales al resolverse.

Es evidente que la mascarilla se ha convertido en el complemento imprescindible del 2020 y parece que tendremos que seguir llevándola durante bastante tiempo. ¿Qué consejos nos darías para cuidar nuestra piel frente a este “elemento externo”?

Es fundamental llevar a cabo una rutina de cuidado facial adaptada a estas circunstancias. No puede faltar:

  • Limpieza suave diaria, mañana y noche, con limpiadores respetuosos con la piel -tipo lociones micelares, cremas lavantes o espumas limpiadoras suaves-.
  • Hidratar la piel antes y después del uso de mascarilla. La crema hidratante ha de ser de textura ligera, con bajo contenido en aceites y no comedogénica. El hecho de hidratar la piel ayuda a reforzar la función barrera para que nuestra piel esté mejor preparada y pueda defenderse adecuadamente frente a la agresión continua que supone el uso prolongado de mascarilla.
  • Por las noches, minimizar nuestra rutina especialmente en relación a la aplicación de activos antiedad que puedan resultar demasiado irritantes. Es preferible sustituirlos en estos casos por serums o cremas ligeras basadas en ácido salicílico por ejemplo.
  • Uno de los aspectos más importantes para manejar el maskné y evitar que los brotes sean más intensos es incorporar una exfoliación suave semanal con un producto eficaz pero respetuoso con la piel. Que nos limpie el poro y nos ayude a exfoliar y renovar la piel sin irritarnos.

Y por si fuera poco, con la llegada del invierno toca lidiar con el frío. Este factor se suma a la ecuación y nos plantea un reto complejo pero no imposible. ¿Cómo hacemos además para proteger nuestro rostro de las bajas temperaturas?

No salir de casa sin aplicarnos crema hidratante. Esto es fundamental durante los meses de invierno. Protegernos del frío con bufandas, guantes y gorro de algodón. Por las noches, va fenomenal instalar un humidificador en la habitación unos 30 minutos antes de irnos a dormir para ayudar a mantener nuestra piel hidratada en casa. El  uso de la calefacción en interiores también tiende a resecar la piel.

© Sephora Collection good for cuidado facial
© Sephora

Más allá del contexto actual, asistimos a la era del skincare. Ya no buscamos quizás maquillarnos tanto pero sí cuidar nuestro rostro y mantenerlo lo más sano posible. Para muchas conseguir la piel perfecta se ha convertido en una obsesión. Pero ¿Qué es realmente tener “la piel perfecta”?

Bueno, personalmente no soy muy fan del término piel perfecta porque la piel perfecta, como la vida misma, no existe. Por eso a mis pacientes siempre les digo “no busques una piel perfecta, busca la mejor versión de tu propia piel”. La clave es conseguir una piel que nos identifique, sentirnos bien en nuestra propia piel.

¿Cuáles son los principales pilares de un buen cuidado facial?

Adaptar nuestra rutina a los objetivos que queramos conseguir y a las necesidades de nuestra piel. No hay dos rutinas iguales pero sí deben seguir unos pilares básicos generales: limpieza, hidratación, antioxidantes por la mañana, activos tratantes de noche y exfoliación suave semanal.

Las firmas de cosmética lanzan constantemente novedades generándonos la necesidad de incluirlas en nuestra rutina. ¿Cómo hacemos para no caer en la tentación y utilizar realmente lo que le conviene a nuestra piel? 

Lo más importante es ser conscientes de nuestros objetivos a mejorar y de las necesidades de nuestra piel. Un determinado producto que le va bien a nuestra amiga o vecina no tiene por qué ser el producto ideal para nosotros. Para saber exactamente qué debemos de utilizar lo más recomendable es consultar siempre a expertos que puedan ayudarnos a educar y reconducir nuestra piel.

La línea Sephora Collection apuesta por una belleza natural que no busca justamente crear necesidades sino satisfacerlas de una manera muy transparente. Como Dermatological Advisor de Sephora, ¿cuáles son los mayores beneficios de estos tratamientos?

La línea Sephora Collection busca una belleza consciente con nosotros mismos y con nuestra propia piel, a la vez de con el medio ambiente. De esta manera se ajusta a las necesidades de cada tipo de piel y a los objetivos de cada paciente velando por un bien común mayor como es ese compromiso con el plantea.

¿Cómo podríamos conseguir una rutina sencilla y eficaz con productos “healthy” de Sephora Collection? ¿Cuáles son esos básicos que pueden funcionar en la mayoría de rostros?

Un ejemplo de rutina apta para todo tipo de piel sería:

  • Realizar una limpieza diaria con agua micelar desmaquillante / limpiador a base de arcilla blanca.
  • Crema hidratante iluminadora de mañana.
  • Crema de noche tensora.
  • Exfoliación semanal con exfoliante piel luminosa.
  • Mascarilla de cuidado semanal para aportar un plus a nuestra rutina.
© Sephora maskné cuidado facial
© Sephora

Y por último, con el proyecto Good For, Sephora reafirma sus valores y demuestra estar a la vanguardia de la cosmética. ¿Cómo ves el futuro del sector? ¿Cómo va a seguir respondiendo a las necesidades de nuestra piel? 

Aquí médicos, pacientes e industria vamos todos al unísono. La industria de la belleza nos está acompañando en todo este camino hacia el natural and healthy aging desarrollando productos de origen natural y sostenible que actúen de forma responsable no sólo por y para nuestra piel sino también por y para nuestro medio ambiente.

 

Lidia Maroñas nos recomienda:

Gel Micelar Desmaquillante de Sephora Collection. Una limpiadora suave con extracto de caléndula y sin necesidad de aclarado, apta incluso para las pieles más sensibles que deja la piel suave y fresca. 13,99€, solo en Sephora

Sérum Anti-Imperfecciones de Sephora Collection. Un sérum con una textura ligera y no grasa que purifica la piel, reduce la apariencia de imperfecciones y suaviza la textura de la piel. Formulado con un 92% de ingredientes naturales, a base de ácido salicílico y ácido hialurónico. 15,99€

Exfoliante Piel Luminosa Sephora Collection. Con un 97% de ingredientes de origen natural y formulado a base de arena volcánica y aceite de marula, purifica y elimina las impurezas y las células muertas con suavidad. La piel queda revitalizada, con una textura más lisa y una tez más luminosa. 8,99€