Tratamientos antiedad: qué son y cuáles son efectivos

Diferentes factores hacen que la piel de las personas no sea la misma. El cansancio, el paso irremediable del tiempo, el estrés y los agentes contaminantes que se encuentran en las ciudades, además de la falta de una rutina de belleza y la luz del sol, a la cual nos exponemos todos los días. Todo ello, poco a poco, van restando elasticidad, brillo, densidad y vitalidad a toda nuestra piel.

La pregunta lógica es, ¿qué hacer para cuidar y proteger la piel evitando todos los males del ambiente? Esto se puede contestar de diferentes maneras. En primera medida, por ejemplo, debemos cuidar nuestra alimentación, limpiarnos el rostro todas las mañanas y en las noches y, muy importante, utilizar cosméticos adecuados para cada necesidad.

No obstante, la piel de nuestro rostro se encuentra más expuesta por lo cual necesitará muchos más cuidados. Por lo tanto, se hace necesario adquirir tratamientos especializados que aportar un toque más de protección. En el siguiente texto te hablaremos un poco más al respecto.

¿Cuáles son los tratamientos más efectivos?

Existen una gran cantidad de tratamientos antiedad, por ejemplo, de Plasma Rico en Plaquetas (PRP), la luz pulsada o la radiofrecuencia facial. Todos estos tratamientos suelen ser más o menos efectos tanto a corto como a mediano plazo, aunque la verdad es que resultan muy agresivos para la piel. Algunos de ellos, incluso, pueden causar irritación, descamación o ardor.

Con lo anterior no queremos decir que no debas hacer uso de ellos, pero al hacerlo deberás tener en cuenta las reacciones que pueden llegar a aparecer. Siempre que se utiliza un objeto para activar y generar una reacción en la piel, se generará una reacción, lo cual no quiere decir que se esté dañando. También ten en cuenta que ningún tratamiento se puede considerar como el mejor y que en la mayoría de casos los resultados efectivos se consiguen a través de terapias combinadas.

Para las personas que quieran evitar una agresión directa en su rostro o buscas un tratamiento más sencillo, sin gulas, láser o cirugía, a continuación, te hablaremos de algunos de ellos.

Bioestimulación facial

El objetivo en este tratamiento es utilizar diferentes métodos no invasivos para devolver la juventud a la piel, sin ninguna clase de lesión o efecto secundario. Aquí se suelen utilizar elementos que el mismo cuerpo humano genera. Las personas que se someten a la biostimulación fácil suelen alcanzar un rejuvenecimiento cutáneo visible inmediato o en solamente unos pocos días, sin ninguna clase de problema.

Lifting Facial Cinético o Enerjet

En la actualidad, leemos aquí, esta es una de esas tecnologías cosmética revolucionaria, la cual no utiliza ninguna clase de agujas y que se encarga liberar simultáneamente energía cinética y un compuesto activo conformado por ácido hialurónico, vitaminas y minerales, las cuales se introducen en la piel de rostros y lo nutren profundamente. Con este tratamiento se busca combatir las líneas de expresión y las cicatrices.

Nano Fat o Lipofilling

Con esta técnica, la cual es una alternativa perfecta a la cirugía plástica, y que se enfoca en su totalidad al rejuvenecimiento y regeneración facial. Para ella se utilizan células madres del tejido adiposo del cuerpo del paciente. Antes de que te asustes, puedes estar tranquilo, pues este procedimiento no trasporta ninguna célula grasa al interior de la piel de tu rostro por lo cual no se logra volumen sino un estiramiento natural.

Los resultados del Nano Fato son muy interesantes. Primero, regenera la piel, rejuvenece y afila el contorno del rostro, además restaura los volúmenes que se pierde naturalmente alrededor de los labios. Algo muy interesante es que la duración del tratamiento no es mayor a los 45 minutos, no queda ningún tipo de cicatriza ni incisión. El efecto que genera en el paciente es mucho más duradero y en el proceso se utilizan materiales 100% naturales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *