Consejos para aficionar a los niños a las acampadas

Las acampadas pueden suponer una experiencia inolvidable para los pequeños o un recuerdo que preferirán olvidar si se aburren o no lo pasan bien. Si quieres que los pequeños aprendan a disfrutar de las acampadas con amigos y familiares, a continuación te presentamos los principales consejos a tener en cuenta para aficionar a los niños a las acampadas.

Programa el viaje con ellos

Para que los más peques de la casa si animen a ir de acampada y a disfrutar en ellas es importante programar el viaje en familia. De esta manera, podremos tener en cuenta los gustos, las expectativas y las necesidades de toda la familia, incluidos los pequeños. Además, al programar el viaje juntos les ayudaremos a crear expectación y los estaremos implicando en todo el proceso, como si fuera una aventura, consiguiendo que disfruten tanto antes, como durante y también después de la acampada.

Escoger el lugar perfecto

Para que los niños puedan pasarlo bien debemos tener en cuenta sus gustos, preferencias y necesidades. De esta forma, mientras para algunos niños la mejor alternativa será acampar en plena naturaleza para poder hacer excursiones y bañarse en el río, para otros será mejor acampar en un camping la primera vez, para que puedan jugar con otros niños o realizar actividades como el tenis o el fútbol, así como nadar en la piscina con el resto de pequeños.

El equipamiento es clave

Cuando ya tengamos claro el lugar al que vamos a ir de acampada con los pequeños debemos valorar el material que vamos a necesitar: desde las tiendas de campaña hasta los sacos de dormir pasando por las colchonetas, la ropa de montaña, la ropa de baño y los utensilios de cocina. En este punto recomendamos enseñar a los niños a preparar su propia maleta, porque de esta manera seguiremos involucrándolos en el proceso como si fuera una aventura de verdad para que puedan disfrutar al máximo de la experiencia y aficionarse a las acampadas. En MediterraneoDigital puedes encontrar más recomendaciones relativas a este punto, así como otros consejos interesantes para preparar una primera acampada con niños. Además, a la hora de preparar la equipación para la acampada es muy importante tener en cuenta el momento del año en que vamos a viajar, así como la climatología que suele hacer en el lugar que tengamos pensado visitar.

Preparar juegos y actividades

Ahora bien, además de escoger el lugar y el equipamiento, resulta fundamental preparar juegos y actividades en plena naturaleza para que los niños empiecen a aficionarse por las acampadas. Podemos preparar juegos del tesoro en los que tendrán que ir buscando diferentes pruebas por el campo si son varios niños, realizar actividades divertidas como el descenso de ríos en verano o las caminatas en cualquier época del año, u organizar los juegos en función de sus preferencias, para que puedan disfrutar al máximo y empezar a valorar de verdad la importancia de poder pasar unas vacaciones en un entorno natural.

Que todo sea una aventura

Pero sin duda, el consejo más importante de todos para aficionar a los niños a las acampadas es que debemos explicárselo todo como una aventura. Si vamos a hacer una excursión por el bosque debemos retarles como si fueran exploradores, para que se asombren con cada cosa que vean y se mantengan felices y entretenidos en todo momento, a la hora de hacer la comida, si por ejemplo tenemos que encender el fuego, podemos implicarles en el proceso para que lo vivan como un juego, así como pedirles ayuda para montar la tienda de campaña y contarles cuentos mirando las estrellas cuando anochezca. Básicamente la clave está en hacer de cualquier momento un momento único, una aventura que los pequeños de la casa nunca podrán olvidar.

Hacer un diario de viaje

Tras la acampada, sin duda una de las mejores formas de animar a los niños a disfrutar de este tipo de viajes y crear recuerdos imborrables es hacer un diario de viaje todos juntos en familia. Para ello podéis usar las fotografías que hayáis tomado durante el viaje, escribir las experiencias que hayáis vivido en modo aventurero, así como dejar a los niños que decoren el diario y el cuaderno para poder enseñárselo después a todos sus amigos y familiares. De esta forma, estamos seguros de que a los más pequeños de la casa les encantará ir de acampada, y en poco tiempo se enamorarán de la naturaleza y de los viajes de acampada tanto como sus padres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *