Vestidos de novia: todas las tendencias que se llevarán en 2022

Desde mangas XL y cinturones con lazos a vestidos estampados y a todo color

Vestidos de novia de Giambattista Valli

Un método infalible para conocer qué se va a llevar en terreno nupcial a lo largo de este año, es hacer un repaso a las propuestas vistas en la New York Bridal Fashion Week. Se trata de la pasarela nupcial más importante del mundo, donde se reunen a los grandes diseñadores del sector para dar a conocer las nuevas tendencias en vestidos de novia de la temporada. Esas colecciones, que se presentaron el pasado mes de octubre, son el germen de todo lo que sucederá en 2022. A continuación, repasamos algunas de las propuestas más destacadas.

Ver todas las fotos
  • Foto: Giambattista Valli

    1 de 16

    Lazos 'spaghetti' y lazos zapateros: pequeños detalles que lo cambian todo

    Si hay algo llamativo en la colección primavera-verano 2022 de Gimbattista Valli es su clara inclinación hacia los lazos en dos versiones diferentes: pequeños lazos ‘spaghetti’ que utiliza a modo de cinturón para definir la silueta y, segundo, lazos de estilo zapatero que utiliza igualmente a la altura de la cintura o, como en este caso, rematando un escote palabra de honor y cambiando por completo la esencia del vestido.

  • Foto: Elie Saab

    2 de 16

    Mangas-capa

    Las mangas son un punto clave a la hora de determinar el estilo de un vestido de novia y para esta primavera llegan en sus formas más dispares. En 2019 fuimos testigos de la aparición de mangas-velo, una suerte de tejido que colgaba de las mangas y sustituía a este tradicional accesorio nupcial. Ahora, parece que las mangas-capa le toman el relevo con tejidos más armados que se alargan hasta el suelo, produciendo el increíble efecto visual de una capa que acompaña a la propia cola del vestido. Elie Saab ha sido uno de sus firmes defensores.

  • Foto: Marchesa

    3 de 16

    'Tulle-wrap'

    En el terreno nupcial, se conoce como ‘tulle-wrap’ a los tejidos de tul que se colocan sobre el escote del vestido de novia ( normalmente de escote corazón o palabra de honor). Estas capas de tul envolventes están estratégicamente colocadas sobre los brazos y dan la sensación de una falsa manga que viste al propio diseño. Aunque tuvo un claro ‘boom’ gracias a un mono que llevó Kendall Jenner a la gala MET de 2018, parece que vuelven por la puerta grande gracias a firmas como Marchesa.

  • Foto: Zuhair Murad

    4 de 16

    Cinturas marcadas

    Una silueta muy años 50, muy New Look, es lo que propone esta temporada Zuhair Murad para sus novias. Afinar la cintura es su claro objetivo y lo hace a base de corpiños ceñidos por arriba, faldas voluminosas por debajo y detalles especiales como enormes lazos que ayudan a potenciar ese efecto ‘cintura de avispa’ que tanto le gustaba a monsieur Dior.

  • Foto: Oscar de la Renta

    5 de 16

    Efecto tatuaje

    Oscar de la Renta se centra esta primavera en los intrincados bordados florales que hacen de sus vestidos de novia pequeñas obras de arte. Muchos de ellos trascienden al propio vestido y brotan como la propia naturaleza, por encima de brazos y escotes produciendo una suerte de efecto-tatuaje. Estamos ante una primavera silvestre en la que los sutiles detalles son los protagonistas.

  • Foto: Giambattista Valli

    6 de 16

    El triunfo definitivo de los vestidos de color rosa

    Hace tiempo que los diseñadores proponen el color rosa como la perfecta alternativa al tradicional blanco nupcial. Ya lo vimos en la boda de Marta Ortega y Carlos Torretta, cuando la empresaria sorprendió a todos con un dos piezas de Valentino en tono empolvado. A ella le siguió la actriz Mandy Moore con un delicado diseño de Rodarte. Y la lista sigue hasta nuestros días, cuando nos encontramos en las nuevas propuestas de primavera de Giambattista Valli este sueño de vestido en tonos pastel.

  • Foto: Monique Lhuillier

    7 de 16

    Estampados florales

    Cada vez son más las novias que buscan alejarse del blanco impoluto para buscar alternativas más originales en su gran día. Aparte del color, como hemos visto anteriormente, otra fórmula recurrente en la industria ‘bridal’ son los estampados, y más si son de motivos florales. Ya lo hicieron Carolina Herrera y Yolancris en 2019, utilizando como base el color blanco para salpicarlo de flores y ramas verdes. Ahora, la historia se repite gracias al ingenio de otra grande de la pasarela ‘bridal’ neoyorkina: Monique Lhuillier.

  • Foto: Berta Bridal

    8 de 16

    Mangas globo extraíbles

    Cada vez son más frecuentes los vestidos que van evolucionando según el momento de la celebración, para evitar así que las novias se tengan que comprar más de un diseño. Si en años anteriores lo que triunfaban eran las colas desmontables, esta primavera se focaliza la atención, una vez más, en las mangas. La firma norteamericana Berta Bridal idea unas mangas abullonadas extraíbles, perfectas para llevarlas en el momento de la ceremonia y despojarte de ellas cuando empiece la fiesta.

  • Foto: Pronovias

    9 de 16

    Manguitos

    Siguiendo esta misma estela de los vestidos desmontables, Pronovias propone esta tendencia en su versión manguito. A medio camino entre unos guantes largos y unos mitones, estas piezas de encaje dan un curioso y personal ‘twist’ a cualquier look nupcial.

  • Foto: Zuhair Murad

    10 de 16

    El tocado de Grace Kelly

    El catálogo de primavera de Zuhair Murad se compone de fotografías en blanco y negro que nos dan las primeras pistas sobre las bases de su inspiración. En cuestión de accesorios, esta temporada retoman su importancia los tocados y los casquetes. En concreto, muchos con reminiscencias a las princesas de Mónaco más elegantes del principado. Así como hemos podido ver la vuelta de los tocados setenteros como el que llevó Carolina, el diseñador libanés nos transporta al glamour hollywoodiense de su madre, Grace Kelly, con este casquete de estilo retro que cubre parte de la cabeza.

  • Foto: Pronovias

    11 de 16

    Foulard al cuello

    La Alta Costura de París nos puso sobre aviso de esta tendencia tan noventera, concretamente, en el desfile de Dior. Se trata del foulard al cuello llevado hacia la espalda, una fórmula de estilo que se extrapola al terreno nupcial como posible sustituto del velo y para acompañar y vestir a los diseños con escotes palabra de honor, corazón o aquellos que dejan los brazos al descubierto. Esta propuesta, en concreto, es de la nueva colección de Pronovias.

  • Foto: Zuhair Murad

    12 de 16

    Lazos XL en los peinados

    Hace ya tres años que los lazos pasaron de estar presentes en los vestidos de novia a saltar, directamente, a los peinados. En trenzas, coletas o semirrecogidos, cualquier forma era buena para coronarla con un lazo XL. Ahora, parece que también hace las veces de tocado para sujetar el velo. Al menos, en la nueva colección de Zuhair Murad.

  • Foto: Rosa Clará

    13 de 16

    Mangas largas con volante

    Rosa Clará nos trae lo que parece ser una tendencia en auge. Nos referimos a las mangas largas, muy largas, debido a un volante XL que cubre parte de la mano. Una propuesta confeccionada en tul plumeti que parece que va a ser la protagonista de los vestidos más románticos de la temporada.

  • Foto: Pronovias

    14 de 16

    Mangas largas con volante

    Pronovias confirma esta tendencia, sustituyendo el tul plumeti por los bordados más bohemios.

  • Foto: Reem Acra

    15 de 16

    Mangas de largo XL

    A colación de esta tendencia, se puede confirmar que esta será la primavera de las mangas XXL. Traspasarán la línea de la muñeca para ocultar, incluso, parte de la mano tal y como ha propuesto Reem Acra en su nueva colección.

  • Foto: Reem Acra

    16 de 16

    Tendencia extrema: vestidos de novia con palabras

    Lo que también ha propuesto Reem Acra, aunque no sabemos si tendrá buena aceptación, son aquellos vestidos en cuya tela se pueden leer diferentes palabras. Una tendencia extrema con la que, sin embargo, ya se aventuraron celebrities como Chiara Ferragni o Angelina Jolie en sus respectivas bodas. ¿Le daremos una oportunidad?