Dickey de lana, la tendencia más difícil (y calentita) del invierno

Se trata de una especie de pechera para llevar por debajo de las prendas de abrigo, aunque hay 'fashionistas' que se aventuran a dejarlo a la vista

El ‘layering’ es un término anglosajón que hace referencia al arte de incorporar muchas capas de ropa en invierno y salir airosa (y calentita) en el intento. Lo que viene a ser el “vestirse como una cebolla” de toda la vida. Este juego de superposiciones no ha pasado desapercibido para la industria de la moda, que ha convertido este remedio de supervivencia casero en una tendencia ‘fashion’ por obra y gracia del ‘street syle’. Cuando pensábamos que ya estaba todo inventado en materia invernal, y si aún no habías tenido suficiente con la llegada de las capotas o las bufandas extragrandes, han llegado el dickey de lana para rematar la jugada cuando las temperaturas se desploman.

Dickey de lana de COS
@ COS

La prenda en cuestión no es otra que una falsa pechera. Un cuerpo desmontable hecho de punto utilizado para protegerse del frío sin necesidad de ponerse una prenda de abrigo. Esta tendencia estratégica tiene, en principio, más de funcional que de decorativo. La marca Veronica Beard ha defendido este accesorio durante años, asegurando que “son un remedio elegante para vestir todos los días sin añadir volumen al look”. Y es que es cierto que, muchas veces, ponerse una americana con un jersey gordito de cuello alto por debajo no resulta del todo fácil.

Cuello de lana de H&M
© H&M

Al igual que muchas de las tendencias que hoy llevan las mujeres, su germen tuvo lugar en la moda masculina de antaño. Según Darnell Jamal Lisby, un historiador de moda que trabaja en el Museo de Diseño Cooper Hewitt Smithsonian, los hombres en la década de 1880 usaban estas pecheras sobre las camisas abotonadas para vestir trajes y esmóquines. De este modo, resultaba más barato y fácil lavar la ropa a aquellos hombres de negocios que debían usar un traje cada día, pero no tenían el dinero suficiente para lavar sus camisas con regularidad. “El dickey podía ocultar imperfecciones y mostrar una imagen impecable”, asegura. Del mismo modo, y tal y como sucede ahora, también se utilizaba como simple ornamento del look, aunque se dejó de utilizar entre los hombres durante el siglo XIX.

Cómo llevar el dickey de lana y dónde encontrarlo

Dando un salto hasta nuestros días, comenzamos a ver una tímida reaparición del dickey en 2019 con una pretensión muy diferente: ya no servía para ocultar, su objetivo era abrigar de la forma más cómoda posible. Tibi lo presentó en su colección de otoño, en lana merino gruesa y de tres colores. “Se agotaron de inmediato”, reveló en su día Ami Smilovic, su directora creativa. Bruno Sialelli, hizo lo propio con Lanvin sobre la pasarela de París.

Las marcas de moda menos elitistas se hicieron eco de esta tendencia y rápidamente sacaron sus propias versiones, desde & Other Stories, con cuellos de cachemir, hasta COS, que ofrecía estos diseños con capucha incorporada. Esta firma de origen sueco sigue manteniendo esta tendencia en sus colecciones de invierno hasta nuestros días, abanderando con sus distintas y peculiares propuestas esta curiosa moda. En su actual colección encontramos pecheras acolchadas con capucha en diferentes colores, de cuello alto confeccionadas en cachemir y con cuello-cremallera. Un abanico de opciones que también se extrapolan a firmas asequibles como Zara o H&M.

Dickey acolchado de COS
@ COS

Aunque esta tendencia está inicialmente pensada para llevar por debajo de todas las capas, para Leandra Medine no existen manuales de uso. El olfato para detectar tendencias de esta editora de moda le sirvió para acaparar todos los titulares por llevar un dickey de lana de Tory Burch a la vista y por encima del resto de capas. Fue durante la semana de la moda de Nueva York de hace dos años y, de nuevo, se estaba adelantando a una forma de llevarlo que creó escuela a pie de calle. “Un dickey es básicamente un babero de lana para adultos”, escribía en su Instagram, “y una buena idea fue llevarlo por encima y no por debajo de mi blazer”, puntualizaba.

Dickey de lana de Leandra Medine
© Instagram

¿Se generalizarán los baberos de lana o los ocultaremos sobre el resto de capas?