Blanca Pérez-Cabrero Riera: “¡Seguir mi intuición, es lo que me hace vibrar, y me encanta!”

La diseñadora de BPCR nos cuenta los secretos que esconden sus piezas

En dos años Blanca Pérez-Cabrero Riera ha demostrado sentirse como un pez en el agua en el universo digital. BPCR, el nombre de su firma compuesto por sus iniciales, es su proyecto más personal y con el que ha conquistado los perfiles más auténticos de Instagram. A través de él, plasma su imaginario único donde antigüedad y modernidad se dan la mano para construir piezas espontáneas y singulares. Hablamos con la diseñadora y artífice de la marca para que nos cuente en detalle los retos que supone emprender partiendo de una idea tan genuina.

© BPCR blanca pérez-cabrero riera
Blanca Pérez-Cabrero Riera

¿Cómo nace BPCR y cómo definirías la marca? ¿Qué significa para ti?

La marca nace más o menos en 2018…Al principio surgió con prendas de ropa. En la escuela de diseño teníamos tejidos que podíamos utilizar para las clases y yo practicaba en casa haciendo prendas para mí. Esas prendas empezaron a gustar a mis amigas y poco a poco y sin querer fui haciendo más y más. Hacía vestidos, tops, bikinis, empecé a descubrir tiendas y mercadillos de tejidos, hasta que un día hice unos pendientes con el tejido de un vestido. ¡Y allí vi que los accesorios eran lo mío! 

Mis amigas empezaron a pedirme más piezas y comencé a diseñar pendientes, collares, pulseras, clips de pelo… ¡Una cosa llevó a la otra! 

Para mí la marca significa un reto personal, he crecido con ella y ha ido evolucionando poco a poco también conmigo. Forma parte de mi crecimiento como persona. ¡Cuando miro todo el recorrido que llevo y lo mucho que ha evolucionado, me dan ganas de seguir, de luchar y de no parar de crear nunca!

Todos los accesorios son diferentes, pero guardan una esencia única. ¿Cómo describirías tus piezas?

Mis accesorios son piezas atemporales. Creo que tienen personalidad. ¡Te los puedes poner tanto con camiseta, tejanos y bambas, como con un look para una noche especial y elegante!

Son accesorios con un punto un poco “loco”. Un mix entre piezas de oro y piezas de resina, plástico y de mil colores que crean un estilo divertido y desenfadado.

© BPCR blanca pérez-cabrero riera
© BPCR

Además de accesorios también diseñas prendas muy especiales. ¡Cuéntanos un poco más sobre ellas! ¿Tienes pensado sacar alguna línea más enfocada a moda exclusivamente?

Claro, yo empecé diseñando y cosiendo ropa y poco a poco fue evolucionando hacia los accesorios, pero como también soy estilista, y la ropa me chifla, siempre me ha gustado crear mis propios vestidos y otras piezas de vestir.

De momento quiero enfocarme en las joyas, que es lo que, de momento, desarrollo mejor creativamente. Hacer piezas de vestir también me gusta y creo que nunca dejaré de hacerlo.

Todo diseño lleva detrás horas de búsqueda y trabajo. ¿Cómo es ese proceso creativo? ¿En qué te inspiras a la hora de diseñar?

¡Mi proceso creativo es muy diferente al que te puedas imaginar! Yo no diseño y luego lo produzco. Lo que hago es encontrar tesoros antiguos, en mercadillos, tiendas vintage, almacenes escondidos, etc, sin mucho sentido principalmente.

Luego me los llevo al estudio y ahí es donde digo “ Pues este broche será un collar”. Me guío mucho por mi gusto personal, hago las piezas para mí, si me lo veo puesto es un sí, si no me lo veo, no me lo llevo.

A veces he creado alguna pieza que no ha tenido mucho éxito, pero pienso que no pasada nada, porque a mí me siguen gustando. Para mí es muy importante ser fiel a mi estilo, poder crear con libertad y no dejarme llevar por lo que se vende o lo que no.  ¡Seguir mi intuición, es lo que me hace vibrar, y me encanta!

© BPCR blanca pérez-cabrero riera
© BPCR

Actualmente, las redes sociales son sin duda un motor fundamental para el crecimiento de firmas emergentes. ¿Cómo es emprender dentro del universo digital? ¿A qué retos te has tenido que enfrentar?

Durante estos meses donde todo es muy incierto, creo que la forma de consumir ha cambiado. Todo se ha digitalizado mucho más y la forma de comprar por internet se ha ampliado. Las marcas, bajo esta situación, hemos tenido que mejorar en cuanto a material gráfico , formas de pago, y poder agilizar la compra. Las redes sociales a parte de ser una herramienta de comunicación increíble, para mí son algo divertido y que me encanta utilizar, así que creo que ayudan mucho y son súper útiles.

¿Cuál es el papel de Instagram en todo esto?

Instagram como te digo, es una herramienta brutal, que hoy en día muchísima gente tiene; Gente emprendedora, marcas grandes, pequeñas, consumidores de todo tipo… por eso entre todos los que la usamos nos alimentamos entre sí. No sólo sirve para vender sino también para inspirarte, conocer gente que hace cosas preciosas, colaborar entre nosotros y expandir internacionalmente tu visión de marca.

Son muchos los referentes dentro de la industria que han apostado en alguna ocasión por lucir tus piezas convirtiéndolas a su vez en accesorios virales. ¿A quién te ha hecho especial ilusión ver con un diseño tuyo? ¿Quién, además, te gustaría que llevara tus creaciones?

Tengo suerte de haber podido llegar a muchas chicas que les ha gustado lo que hago. Me hace ilusión cada una de las personas que se han puesto algo mío, sobre todo cuando lo ves en alguien que no conoces de nada porque significa que le gusta de verdad.

Me encantaría llegar lejos y que lo llevara alguien que yo haya admirado mucho como Françoise Hardy, aunque creo que eso es difícil (se ríe).

© BPCR blanca pérez-cabrero riera
© BPCR

¿Nos puedes adelantar alguna novedad o lanzamiento?

¡Para verano vienen muchísimos colores, mucho mix de materiales y mucha diversión!

¿Qué retos tienes como marca para el futuro? ¿Dónde ves a BPCR dentro de unos años?

Mis previsiones de futuro son crecer poco a poco orgánicamente. Hacer las cosas tranquilamente, pero con paso seguro.

Me gustaría llegar cada vez más al público internacional, ya que para mí, hacer crecer la marca es llegar lo más lejos posible. ¡La idea que alguien de un país totalmente diferente al tuyo lleve algo de BPCR es súper gratificante e increíble!