Una casa para disfrutar de familia al estilo hygge

El martes encontre buscando inspiración esta casa en el blog Decor8blog.com, si os gusta el diseño escandinavo no os estoy descubriendo nada porque es muy famoso, esta casa. La verdad es que estaba deseando compartirla con vosotras por varios motivos como la luz, el uso del color que es sencillamente genial y cómo es una casa pensada para disfrutar en familia, al más puro estilo hygge. Seguro que habéis escuchado mil veces eso de que con niños no se puede decorar… ¡MENTIRA!

Es tan sencillo como saber adaptar nuestra casa a las nuevas necesidad, aportando más color y dejando que los niños tengan su espacio no solo en la habitación, sino que dejen su huella en el salón, el recibidor o el dormitorio. ¿Listo para este home tour? Aviso que vais a querer hacer todas las maletas :).

 

Toda la casa está basada en el blanco para luego ir buscando toques de luz que tengan un efecto mucho más impactante como el gran cuadro para el salón, las mantas o los cojines que vemos sobre el sofá. Las mesas de centro también son perfectas para mover de un sitio a otro con facilidad, algo genial si tenemos niños pequeños que no paren de jugar y saltar. Además se han elegido pocos muebles para dejar el espacio lo más libre posible.

 

Al tratarse de una casa en blanco, con pocos muebles y paredes totalmente blancas los detalles ganan un gran peso. Además, vemos que se han hecho DIY de lo más sencillos. Quién después de ver estas imágenes no quiere convertir el limpiador del baño en un jarrón, jejeje.

 

El comedor ha sido mi estancia favorita desde el minuto uno. Los daneses cuando hablan de hygge hablan de estos ambientes llenos de luz, donde te apetece alargar una sobremesa horas y horas. Además nos encanta la idea de combinar la mesa con sillas rosas y dejar esa vitrina a la vista con toda la vajilla. En ICON DECO también hemos realizado algunas vitrinas a medida y el efecto es siempre de morir de amor, ¡os lo prometo!

 

La cocina es otro de los lugares donde el color y el optimismo impregna cada espacio, mucho más de ver dibujos  pegados en la nevera, cualquier que entre sabe que estamos en una cocina familar. ¿Cada vez os gustan más las casas reales como a mí?

 

Por último, nos teníamos que detener en los dormitorios y, muy especialmente, en las habitaciones infantiles. Donde vemos una zona de estudio con mapa XXL y dos escritorios.  Me gusta la idea de que los peques compartan todos los espacios, creo que puede inculcar valores muy importantes y reforzar los lazos, aunque alguna pelea de vez en cuando también sea inevitable jeje. 

 

 

Por supuesto, el rincón de lectura no podía faltar. Además tiene todos los elementos que me enamoran como estanterías para dejar los cuentos a mano, una colchoneta para estar cómodos, cojines para hacer el espacio lo más cómodo posible… ¿Qué os parecido esta casa? ¿Cómo habéis adaptado vuestro hogar a la llegada de los más pequeños?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.