¿Porqué el mar es la mejor opción para desconectar?  

Que el mar es una fuente de salud es algo sabido por todos. Y es que la naturaleza en general y el mar en particular es una terapia natural y muy eficiente para diversos problemas y enfermedades, tanto físicas como psicológicas. 

Y es que el agua, la brisa marina, la arena, el sol, el movimiento de las olas y la energía y sentimiento que se tiene ante la inmensidad del mar son componentes que influyen en nuestro bienestar y tranquilidad. 

Por eso, el mar es sin duda una de las mejores opciones para desconectar ya que nos aleja de la rutina del día a día trasladándonos automáticamente a momentos relacionados con el ocio y el descanso, haciendo que el estrés desaparezca. 

Tal es así que el poder que el mar ejerce sobre nuestra salud ha sido un tema continuo desde civilizaciones ancestrales y a día de hoy no hay un experto en salud que no lo contemple como fuente inagotable de beneficios. 

Entre muchas otras ventajas, el mar es bueno para los pulmones al estar respirando aire puro. La brisa del mar contiene cientos de sales minerales que nos ayuda a respirar mucho mejor reduciendo además los síntomas del asma y de otras enfermedades respiratorias. Es bueno para el sistema circulatorio y también para la piel, ya que la limpia, exfolia suavemente y cicatriza heridas con la sal marina, además de fortalecer la barrera natural de la piel manteniéndola así hidratada por más tiempo.  Fortalece articulaciones y huesos, y por supuesto, ayuda a sentirse bien anímica y psicológicamente. 

Además, activa todos nuestros sentidos: el oido gracias a su sonido onírico y relajante. La vista por sus preciosas e hipnotizantes formas y colores y el azul del mar, el cual es un color relacionado con la calma. El tacto al entrar en contacto con el agua al darnos un baño o la arena en los pies. Y lo mismo con el resto de sentidos que se ponen a trabajar para disfrutar al 100% de la experiencia. 

Por todo ello, estar en el mar es sin duda entrar en un estado de paz, meditación inconsciente y desconexión que se da en sitios tan mágicos como estos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.