Recuperación postparto

Cuando me quedé embarazada tenía claro que mi recuperación postparto iba a ser un poco lenta. Ya no tengo la edad que tenía cuando nació Antonio y es mi cuarto hijo. Lógicamente mi abdomen  y mi peso no volverían a su ser con tanta facilidad. Así que, como sabía que yo sola no lo iba a conseguir recuperarme con tanta facilidad he decidido hacerlo con ayuda.

Con ninguno de los otros tres embarazos había recurrido a nadie para recuperarme tras el parto. No me había costado nada. Pero con Juan, estoy asombrada la cantidad de cosas que hay para la recuperación postparto.

Mucha gente me recomendaban hacer, desde el primer momento, los famosos hipopresivos. Pero yo no sabía si eso era lo más recomendable para mi. Estaba un poco perdida, la verdad.

Durante el embarazo estuve yendo a un sitio que ya os he contado desde mi instagram, en BabyBe. Allí descubrí la maravillosa máquina LPG y a Belén, por supuesto. Yo soy de retener líquidos y con las sesiones de LPG y un programa indicado para mi situación conseguí que no retuviera tanto líquido y que sintiera mis piernas más ligeras. Me encantó. En cada sesión pasaba todo el rato hablando con Belén que, para las que no la conozcáis, es una de las fundadoras de BabyBe junto con su hermana Paloma. El caso es que con ella, en cada sesión, he aprendido un montón de cosas que no tenía ni idea. ¡Y tengo cuatro hijos! Pero, tal y como comentábamos el otro día, mi ginecólogo nunca me ha hablado ni recomendado nada para la recuperación después del parto.

4 hijos y 4 cesáreas. Y que estoy haciendo ahora. Recuperarme de todo. Tal y como os lo cuento. O por lo menos intentarlo. Pero con expertos.

¿Cómo hacer una correcta recuperación postparto?

Como os contaba antes, la gente me decía que tenía que hacer hipopresivos pero sin hacerme una valoración antes. ¿Y si eso no era lo recomendado para mí? Qué importante es estar bien informada de todo y hacer lo que mejor le viene a tu cuerpo. Estuve, después de haber tenido a Pepe apuntada en el famoso Reto 48 días y no conseguí mi vientre plano (ojo, que me encantó y me enganchó. Vamos que quiero repetirlo YA). Cosa rara en mi porque siempre lo recuperaba super rápido. Pero aquella vez, nada. Y eso que me pegué una buena paliza. ¿Qué me pasaba entonces? Pues que hacer las abdominales de toda la vida era lo menos desaconsejado para mi y yo no tenía ni idea.

Valoración Postparto

Belén, sin embargo, me hizo una valoración postparto. Y tras hacerme una ecografía con diferentes ejercicios, vimos que tenía uno de mis músculos más abiertos (lo estoy contando sin saber los términos pero espero que me entendáis). Y de tres ejercicios que hice mientras veíamos los resultados en la ecografía, observamos que había dos de ellos que iban a corregir mi abdomen:

  1. Respiración como si estuviera intentado cerrar un pantalón (no sé el nombre exacto que lleva)
  2. Los hipopresivos.

Así conseguiré que las tres líneas que se veían en la ecografía que estaban en diferentes distancias, pasen a estar al mismo nivel de distancia las unas respecto a las otras. (Madre mía, Belén, espero que no leas esto porque te puedes partir de la risa de cómo lo estoy explicando).

También tengo un poco de diástasis abdominal. Pero nada preocupante porque es de un dedo y medio de separación, es decir, fácil de corregir.

Tratamiento correcto

¿Qué es lo que estoy haciendo? Sigo con la máquina de LPG para reafirmar mi piel y lograr así mejorar el estado de mi piel. Que con tanto embarazo ya no estaba tan lisa. Pero lo combino con el Indiba. Sí, otra máquina de la que nunca había oído hablar y que al parecer es muy famosa. Y ahora entiendo por qué: Hace una remodelación corporal en la que reduce el abdomen, muslos y glúteos y es muy eficaz tras el parto. Por supuesto, reduce la celulitis. Y si me pongo hacer hipopresivos y respiración con el abdomen bien apretado, no os podéis ni imaginar los resultados que puedo obtener. Digo que puedo porque solo llevo dos sesiones pero ya lo voy notando en la piel de mi abdomen.

Y luego, fuera de la clínica, yo tengo que hacer mis ejercicios para que todo lo que hago sea más efectivo. Esto me cuesta un poco más porque no encuentro tiempo ni tranquilidad para hacerlo. Pero me lo voy a proponer para que note los resultados más rápidamente.

Cicatriz de la cesárea

Parece mentira que con mi cuarta cesárea me entere de que tengo que tratarme la cicatriz. Y aquí es cuando lo comentaba en mi última sesión. ¿Por qué nunca me han informado de esto?

Mi cicatriz estaba entre dos montañas. Vamos, es como si fuera el río. Y yo pensaba que eso era normal. Pues no. Lo normal es tener todo a la misma altura y que no tenga pliegue. Tengo la piel adherida a la cicatriz lo que hace que la grasa en vez de bajar se acumule y forme un pequeño montículo (espero que me estéis entendiendo).

Así que, también me la estoy tratando. Me hacen un pequeño masaje para intentar separar la piel y luego me lo estoy tratando también con indiba. Lo mismo, dos sesiones y la montaña se está quedando en un pequeño montículo y espero que poco a poco se vaya eliminando.

 

Quería hacer este post porque para mi todo esto es nuevo y es imperdonable que me haya enterado ahora. Hablo de Belén y de su centro pero porque son ellas quienes me han informado de todo. No es nada patrocinado ni nada. Simplemente me lo recomendaron a mí y me ha encantado. Estoy segura que podéis encontrar muchos centros en los que os puedan ayudar como a mi. Pero si ya sabéis que os tenéis que tratar la cicatriz y que debéis haceros primero una valoración para que veáis cuál es el ejercicio que os corregirá correctamente lo que necesitáis, os ahorrareis mucho esfuerzo que no vale luego para nada. Os lo aseguro. Así que, espero haberos ayudado y ya os contaré cómo queda mi cicatriz y mi abdomen. Por supuesto yo tengo mucho que trabajar por mi cuenta y cuidarme mucho más para conseguir los mejores resultados.

Qué ganas tenía de volver al blog y hacerlo con algo que os pueda ayudar y no con un post en el que no tengo que contar nada.

¡Hasta pronto!

 

Un comentario en “Recuperación postparto

  1. Hola ,
    Que bueno leer un nuevo post tuyo por aquí, se te echaba mucho de menos. Mil gracias x compartir toda esta información sobre recuperación del parto y sobre todo de cesáreas. A mí me hicieron dos y la verdad es que tampoco sabía que llevaba un tratamiento especial 🤦🏽‍♀️. Mi cicatriz quedó como hundida y ahora tengo el bajo vientre como partido. Buscaré cerca de mi zona un centro donde hagan tratamientos de ese tipo.
    Feliz regreso, espero volver a leerte pronto.
    Besos,
    Nuria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Artículos relacionados