Pequeños descubrimientos II

¿Seguimos?

Sabon: Prestigiosa marca especializada en la fabricación de piezas de jabón al peso, jabones líquidos, exfoliantes, cremas hidratantes, accesorios de baño y aromas para el hogar basados en ingredientes naturales, esencias y sales minerales extraídas del Mar Muerto. Se trata de un nuevo concepto de cosmética que ya ha triunfado en ciudades como Nueva York, Tokyo, París y Tel Aviv, donde la firma abrió su primera tienda en 1997. Sabon diseña un packaging diferente para cada estación del año, realzando así el carácter único de cada producto. Es una de las marcas favoritas de Julia Roberts, Julianne Moore o Drew Barrymore. Tienen tienda física en Barcelona y una otra preciosa online.

Patyka: Esta marca de cosmética ecológica parisina trabaja por el bienestar y para resaltar la belleza. Ofrece una línea facial y corporal holística, llamada Absolis, y otra anti-edad, Biokaliftin, con ingredientes siempre naturales y procedentes del comercio justo, específicos para pieles secas y mixtas. Los expertos de Patyka han recorrido el mundo recogiendo cientos de plantas y fórmulas raras, olvidadas o celosamente guardadas. Así nació el primero de sus productos, rebuscando en la historia: en los años 20 todas las mujeres de la alta sociedad parisina se volvían locas por un cosmético: un aceite receta de un farmacéutico húngaro. Hace unos años, los científicos de la firma, rescataron este secreto de belleza, mejorándolo con las técnicas más avanzadas. El resultado, su sérum total para cara y cuerpo Huile Absolue (45€) (que también puede utilizarse en el pelo para evitar el encrespamiento). Patyka es sin duda un signo de belleza extraordinaria! Gwyneth Paltrow, una enamorada de la marca, le dedicó un artículo en su blog ecológico: Goop. De venta aquí.  

Sóley organics: Productos puros e inspirados en la naturaleza, con las hierbas islandesas como protagonistas de la marca. Se recogen salvajes y a mano. Debido a los veranos tan cortos que tienen, las hierbas deben atrapar los máximos nutrientes y energía para aguantar el resto del invierno. Su capacidad sanadora es enorme, al igual que la calidad del aire y del agua de Islandia. Dicen que sus productos son tan sanos que hasta se puede comer. No testados en animales (excepto la miel). Libres de parabenes, conservantes y aromas y fragancias artificiales. Sus nombres lo dicen todo, palabras que significan: ‘para siempre joven’, o ‘limpio’… destaca steinEY, una mascarilla realizada con arcilla del volcán Eyjafjallajökull :-), ¿os acordáis de cuando llenó el cielo de ceniza blanca? De venta aquí.

 

Percy & Reed, creada por los estilistas Adam Reed y Paul Percival (muy conocidos en el Reino Unido por peinar a las celebrities más destacadas), la gama consta de un trío de productos especialmente formulados para actuar entre sí y ofrecer en casa unos resultados idénticos a los obtenidos en un salón profesional. Los productos son: TLC Mask, una mascarilla de acción revitalizante y suavizante; No oil oil fine, un aceite capilar que proporciona brillo y volumen; y No oil oil thick, un sérum reparador que protege el pelo del calor del secador a la vez que lo nutre y lo repara. También tienen unos kits de viaje muy chulos. De venta aquí.

 

Hay muuuuuchos más, pero tampoco es cuestión de aburriros.

Un beso fuerte y ánimo que hoy ¡ya es miércoles! 

NGR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *