Cómo mantener la temperatura en casa sin aumentar el gasto energético

Cada vez somos más responsables (energéticamente hablando) y nos preocupamos por consumir energía de manera sostenible. Y, si bien es cierto que puede resultar un poco complicado cambiar algunos hábitos, no es imposible.

Según un estudio reciente, en España, cada familia gasta aproximadamente 322 euros de media al mes para calentar sus viviendas durante los meses de invierno. En el caso de las regiones más frías, el gasto aumenta hasta 500 euros mensuales.

Por eso, para intentar evitar hacer un gran gasto energético (y además ahorrarnos unos euros a final de mes), te contamos lo que debes hacer.

Cómo mantener la temperatura en casa sin aumentar el gasto energético

 

6 trucos para estar calientes en casa disminuyendo el gasto energético

Ventilar el tiempo necesario

Ventilar la casa es imprescindible para reciclar el aire, pero no es necesario tener la ventana abierta durante horas. Con cinco o diez minutos es suficiente. ¿El mejor momento para hacerlo? Por la mañana y, si es posible, cuando pegue el sol.

Aprovechar la luz del sol

No cierres las persianas durante el día pues hay que dejar que entren los rayos del sol en casa pues ayudan a calentar nuestras estancias. Eso sí, cuando llegue la noche sí debes bajarlas para aislar la casa del frío lo máximo posible.

Disminuir el gasto energético

 

Zonificar el calor

¿Para qué calentar toda la casa si hay espacios que no vamos a utilizar? ¿Por qué dejar las puertas abiertas si se puede escapar el calor? Cierra las puertas de los espacios que vayas a usar y verás cómo mantienes mejor la temperatura.

Apagar los radiadores que no se usan

Esto tiene que ver con el anterior punto. ¿Para qué calentar zonas de nuestra vivienda a las que no damos uso? Gastamos energía innecesariamente.

Radiador CHG

 

No poner ropa en los radiadores

¿Te suena? Sacas la ropa de la lavadora y para que tarde menos en secarse la pones sobre los radiadores. Si tienes una prisa enorme en que se seque, no te diremos nada. Pero si no es así, no lo hagas pues obstaculiza la salida de calor.

Utilizar textiles como barrera del calor

El uso de textiles como alfombras o cortinas ayuda mucho a mantener el calor y aislar los espacios del frío.

Mantener la temperatura constante

Aumentar los grados bruscamente también aumenta mucho el gasto energético. Lo mejor es mantener la temperatura estable (aunque tarde un poco más en calentarse la habitación).

Termostato CHG

 

Y tú, ¿sabes más trucos para disminuir el gasto energético? ¿Vas a poner estos en práctica? No lo dudes y hazlo en tu casa CHG. Ayudarás al medio ambiente y a tu bolsillo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *