Manualidades divertidas para hacer en casa con niños pequeños  

A pesar de estar de vacaciones en la playa, por algún u otro motivo puede que algún día no se pueda bajar a pasar el día en el mar. Un día nublado o lluvioso, una tarde más ajetreada de lo normal o porque simplemente hay momentos en los que te apetece que tus hijos hagan algo diferente durante sus vacaciones y tengan otros estímulos, buscar planes y actividades para hacer con ellos puede convertirse en una pequeña odisea. 

Y es que muchas veces los niños el único plan que quieren realizar es bajar a la playa y cualquier otra cosa les sabe a poco. Sin embargo, existen diferentes alternativas que pueden resultarles entretenidas y originales. 

¡Te contamos algunas! 

Pintar piedras

La playa está llena de piedras que, por el roce del agua, tienen la superficie lisa y son muy prácticas para poder pintar sobre su superficie. Ya sea con rotuladores de punta gruesa o con acuarelas que podrás encontrar fácilmente en cualquier centro comercial o tienda, un plan bonito y entretenido puede ser pintar piedras para decorar la casa de la playa ¡o para regalar a los abuelos a la vuelta de vacaciones! 

¡Y también conchas de mar!

Hacer pulseras

¡Y pintar maceteros!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.