Viajar con niños y Voyage Privé – Mamá Trendy

No hay mejor regalo que un viaje y eso en casa lo sabemos pero que muy bien. Desde que nacieron los niños, Antonio y yo nos ponemos de regalo un viaje en los cumpleaños, santos o fechas importantes. Es nuestro regalo para dedicarnos un poco de tiempo para los dos, ya que en el día a día eso escasea. Ahora que vemos que los niños se hacen mayores, hacemos un viaje con niños (y con Voyage Privé ;), y otro nosotros (si podemos, claro). El primer viaje con niños ‘largo’ que hemos hecho ha sido por el 40 cumpleaños de Antonio. Él quería de regalo viajar con niños a un lugar especial. Menudo jaleo y estrés, pensé yo. Encontrar un lugar apto para niños y mayores, en un hotel maravilloso y que nunca olvidáramos.

Creo que os he contado en multitud de post que mi página favorita para regalar viajes es Voyage Privé. Es una web que desde que nació yo soy fan de ella. Todos los días abro con ilusión las newsletter que me llegan con nuevos destinos y estoy continuamente pensando a dónde me iría. Y esto que os cuento es realidad, os lo puedo asegurar. Con mis hermanas, a mis padres siempre les regalamos los viajes de Voyage Privé. Nos aseguramos que van a viajar a hoteles maravillosos y está todo muy bien organizado. Es como si fuera una agencia de viajes a pie de calle pero mejor, con hoteles que no te encontrarías en otro lugar (parece que tengo acciones en Voyage Privé pero os puedo asegurar que no).  Nuestro último viaje en pareja lo hicimos a Nueva York, era un regalo por nuestro décimo aniversario, y ya os conté toda nuestra experiencia aquí.

Esta vez, yo estaba con un poco más de miedo. Nunca había contratado por Voyage Privé un viaje en familia, con niños. Pero sabía que no iba a fallar. Lo primero que hice, pensar destino. Mi opción siempre fue Italia. Creo que es uno de los países más fáciles para viajar con niños. La comida, el encanto… Todo es perfecto. Pero claro, Italia es enorme y hay multitud de ciudades interesantes que conocer. Pero una cosa tenía clara, no quería hacer turismo sin parar hasta agotarnos, sino ir tranquilamente, a disfrutar. Por lo que en Voyage Privé puse la opción de viajar en familia y me recomendaron, entre otras muchas, Venecia. Nunca me lo hubiera imaginado. Siempre tuve a Venecia como la ciudad del amor. Un viaje para dos. Pero luego es cierto que la última vez que estuve allí, no paraba de ver carritos de niños ¿Por qué no? Es una ciudad pequeña, sobre el agua… Eso a los niños les tiene que encantar. Ir sobre lanchas, góndolas… Estaba segura que se les iba a quedar en la retina.

Segundo dilema, el hotel. Somos familia numerosa por lo que siempre resulta más complicado encontrar habitaciones comunicadas o lo suficientemente grandes para entrar los 5 en una. Pues lo hicimos. Cuando reservé el hotel por la web no sabía qué habitación nos iba a tocar. Pero ellos sí que sabían que somos 5 personas. Al llegar al hotel, por cierto maravilloso y super recomendable (además, muchas comentarias de instagram ya habéis estado allí), Savoia & Jolanda, y entregar el resguardo de Voyage Privé, nos atendieron de lujo. Nos enseñaron varias habitaciones para ver cuál sería más cómoda para nosotros 5. En un primer momento nos mostraron dos habitaciones que no estaban comunicadas pero que parecían de cuento de hadas. Nos dijeron que en Italia si se enteran que los niños duermen solos en una habitación, nos ponen una multa. Por lo que lo descartamos pese a la negativa de los niños que se enamoraron de su habitación (y con razón). La siguiente habitación que nos mostraron era la junior suite. Enorme, con Jacuzzi y dos estancias que se separaban en un momento dado y se convertían en dos habitaciones. Y una tercera opción que eran dos habitaciones comunicadas. Pero una era un poco pequeña aunque con muchísimo encanto. Nos quedamos con la segunda opción. Y acertamos. Si hoy le pregunto a Pepe que es lo que más le gustó de Venecia (recordemos que tiene o tenía en ese viaje 3 añitos) me contesta que la bañera de pompas. Por supuesto, la habitación tenía dos balcones con vistas al canal.

Todo esto os lo cuento porque cada vez que haces una reserva en Voyage Privé, uno de los privilegios que te da es la mejora de habitación y yo do fe que lo cumplen. Luego siempre te dan extras como copa de bienvenida, descuento en restaurante del hotel. Aquí también nos dieron entradas gratuitas al casino pero que no aprovechamos ;). Traslados del aeropuerto al hotel y viceversa. En fin, que para viajar con niños ( y sin niños) es una maravilla.

El año pasado, los reyes nos trajeron a los padres (sin niños en esta ocasión) un viaje a un hotel maravilloso de Teruel que ya os he contado aquí. Era un hotel que yo tenía ya fichado pero que su precio me decía que hasta que no fuera algo especial no podría. Finalmente, lo encontré en Voyage Privé con una oferta maravillosa. Porque esa es otra, todos los hoteles que sacan son de lujo y sin ellos resulta un poco más caro ir… (Yo ya he intentado hacer la prueba y al final lo contrato siempre por la web de Voyage Privé).

Os dejo las primeras fotos de este viaje tan especial y prometo otro post con tips y demás para que viajéis con niños a Venecia.

Un comentario en “Viajar con niños y Voyage Privé – Mamá Trendy

  1. genial el viaje que os habéis hecho con los niños, yo también estoy apuntada a voyage privee y en cuanto podamos también aprovecharemos la coyuntura y nos daremos una escapada en familia, gracias por compartir, me encanta tu blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *