Un chaleco, tres looks

El chaleco, esa pieza que nos encanta pero que en ocasiones no sabemos muy bien cómo combinar. Esa pieza que más que una prenda podríamos categorizarla como accesorio. Esa pieza que no es imprescindible pero sí necesaria. Esa pieza de la que vamos a hablar hoy. Y es que, no podía comenzar la primavera sin hacerle un hueco en nuestro vestidor al chaleco. ¡Sienta tan bien y aporta tanto estilo! Además, es perfecto para el entretiempo ya que abriga lo necesario para los días fresquitos pero no nos da mucho calor si las temperaturas suben. ¡Todo ventajas!

¿Cómo combinar el chaleco? Te damos ideas

Nuestra propuesta es que incluyas en tu armario un chaleco en un color neutro que combine con todo tipo de tonos para que le puedas sacara el máximo partido. ¿Un ejemplo? El que te mostramos en la imagen de T.ba. En beige le darás mucha vida y con ese corte podrás darle uso de la mañana a la noche.

Para la oficina

Para la oficina apuesta por un estilo chic. Para ello, nada como unos pantalones de estilo paper bag o de pinzas, con una camisa vaporosa, unos zapatos de tacón medio y como broche final el chaleco.

Look casual

Para esos planes de fin de semana relajados, los jeans son siempre la mejor opción. Unas zapatillas y una camiseta blanca sus mejores aliadas. ¿El chaleco? El toque especial que marcará la diefrencia.

Para la noche

Sí, para la noche también podemos apostar por él. ¿Cómo? Apuesta por un estilismo total black (nuestro consejo es optes por un vestido negro corto y tacones de infarto) y combínalo con el chaleco beige. ¡Serás el centro de las miradas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *