La camisa blanca, ese clásico con el que siempre aciertas

Al ser algo tan clásico y tan básico pocas veces le prestamos atención. Cuando vamos de compras o pensamos en ropa, la camisa blanca no suele ser la primera pieza que se nos viene a la cabeza. Quizás la tachemos de aburrida o simple al compararla con otras prendas más elaboradas, coloridas o complejas pero… Vamos a darte todos los motivos para que veas que una camisa blanca puede ser la pieza más guay de un estilismo y que sin ella no podrías vivir. Empezamos…

Camisa blanca

¿Por qué no podrías vivir sin una camisa blanca?

  • Porque aporta mucho estilo. Sí, algo tan sencillo como una camisa blanca aporta mucha clase y estilo a cualquier look.
  • Porque es una prenda que favorece a todo tipo de mujeres.
  • Porque puede llevarse con cualquier prenda y en cualquier ocasión. Porque un mismo diseño queda genial con una falda de lentejuelas para una boda que con unos vaqueros para ir de cañas.
  • Porque el blanco combina genial con todos los colores así que pega con todos tus pantalones, faldas y jerséis.
  • Porque puedes jugar con ella y darle diferentes formas: puedes remangarla, puedes hacerla nudo y convertirla en un top, puedes llevarla larga y suelta o meterla por el pantalón…
  • Porque nunca pasa de moda y puedes seguir usándola dentro de muchos años.

La camisa blanca más ideal que vas a encontrar

Ahora que ya estás completamente convencida de que la camisa blanca es tu mayor aliado, es el momento de hacerle hueco en el armario a una realmente bonita. Cómo no, la más ideal la vas a encontrar en T.ba. Satinada, en blanco roto y holgada, además de bonita es comodísima. ¿A qué esperas para hacerte con ella?

Camisa blanca de Tba Camisa blanca de T.ba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *