Yoga facial: lo que tienes que hacer para tener la piel más tersa

Si has descubierto en tu propia piel los beneficios de un deporte como el yoga, sabrás que es de lo más efectivo para conectar con uno mismo y al mismo tiempo tonificar nuestro cuerpo y ganar en elasticidad y equilibrio. Pues bien, el yoga facial, su versión más beauty, es una mezcla de ejercicios con los que utilizarás todos los músculos de la cara. Practicarlo durante unos 15 minutos al día es clave para prevenir arrugas y evitar la flacidez de la piel, en zonas tan delicadas como el mentón y el cuello. Con la edad, el óvalo facial se desdibuja por la pérdida de densidad de tejido óseo, que dan volumen a la piel. Y aunque la lucha contra el envejecimiento es su principal motor, es una actividad apta para todas las edades porque con ella también podemos luchar contra los signos del cansancio en el rostro, como pueden ser ojeras o bolsas. El paso del tiempo se combate haciendo los deberes y aquí tienes todas las claves para sacar matrícula de honor.

Las claves del yoga facial

Con una rutina como esta conseguirás relajar todos los músculos faciales y lograr una piel más firme y tonificada. Y la mejor noticia que podemos darte es que apenas requiere esfuerzo. Al contrario de lo que puede ocurrir con la práctica tradicional de yoga, la versión para el rostro incluye ejercicios muy sencillos y no por ello menos eficaces. Solo necesitas ser constante y aprovechar cualquier ratito libre como por ejemplo el tiempo de espera de un semáforo, el ratito en el que vemos la tele, mientras subimos el ascensor…

Cómo realizar los ejercicios de yoga facial

Es imprescindible combinar los ejercicios con masajes y un rodillo de jade para potenciar la efectividad. En cuanto a la hora idónea aunque puedes hacerlo por el día, te recomendamos optar por el momento de relax de la noche que coincide con el desmaquillado. Con el rostro limpio, nos prepararemos para un descanso mucho más relajado.

Paso previo al yoga facial

Plantea esto como cualquier otra ejercicio en el que previamente tengas que calentar. En este caso lo harás masajeando en cara y cuello tu crema reafirmante favorita. Una vez lo realices deberás soplar hasta inflar las mejillas. Repite tres veces este proceso.

Ejercicios para el cuello que evitan el doble mentón

Será tan sencillo como apoyar la barbilla sobre la mano, con los dedos extendidos Presiona hacia arriba y manténte así durante tres respiraciones profundas. Las españolas solemos sufrir con las arrugas del cuello de manera más prematura que nuestras vecinas europeas, en gran parte por la radiación solar a la que suele estar expuesto. Para acabar con las arrugas de esta zona, masajea la piel del cuello hacia arriba con toda la mano, desde el escote hacia la barbilla.

Ejercicios para el contorno de ojos

El primer paso será aplicar como siempre el contorno de ojos, a toquecitos y con las yemas de los dedos. Tras esto se realizan tres posturas, la del búho, en la que se colocan los dedos en forma de C alrededor de los ojos, la V, con la que se masajea la zona del entrecejo con los dedos arriba y abajo y la pinza que se realiza abriendo los ojos mientrras los estiras con los dedos. Dos repeticiones de 10 segundos con cada una será suficiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *